Buscar

El Defensor del Espectador pide a TVE que limite "todo lo posible" el alcohol y el tabaco en 'Acacias 38'

19/06/2017 - 19:26
  • El informe también hace alusión a 'La mañana' y 'Masterchef Junior'

Más noticias sobre:

El Defensor del Espectador, Ángel Nodal, ha solicitado a Televisión Española que "limite todo lo posible" las escenas de Acacias 38 en las que los personajes fuman y beben, siempre que no afecte al desarrollo dramático de la historia, y ha recordado que esta ficción se emite en la franja de protección reforzada de menores.

Nodal hace esta valoración en el Informe sobre el cumplimiento del Código de Protección a la Infancia y la Juventud correspondiente al primer trimestre de 2017, después de recibir la queja de una espectadora que se pregunta "por qué beben tanto alcohol y fuman tanto los actores" de la serie Acacias 38, que emite La 1 de TVE en la sobremesa. "Están impulsando al espectador a fumar y beber, y son un mal ejemplo, además de estar fuera de contexto", denuncia la persona que ha presentado su queja.

'La mañana'

Por otro lado, en relación con una queja relativa a la emisión de imágenes de la paliza a una menor en bucle en el programa de La Mañana, Nodal considera que el espectador tiene razón. "Repetir y repetir las imágenes de la pelea lo único que consigue es banalizar el acto violento que queremos destacar y denunciar. Se convierte en un relleno de imágenes al que nos terminamos habituando", advierte.

Desde el punto de vista del Defensor del Espectador, oyente y usuario de medios interactivos de RTVE, repetir las imágenes hace que se pierda "la singularidad y gravedad del momento" y que el 'impacto' que inicialmente provoca en las conciencias se vaya "poco a poco diluyendo". "Hay que informar, hay que dar las imágenes y advertir al espectador de su dureza y no abusar de ellas porque se puede caer en el morbo", ha apuntado.

'Masterchef Junior'

Asimismo, el programa culinario MásterChef Juniortambién ha sido analizado por Ángel Nodal, después de que una espectadora protestara por el supuesto rechazo que sufría un niño concursante por parte de los otros compañeros.

Después de repasar lo sucedido, el Defensor del Espectador "echa de menos que los jueces no realizaran ningún comentario reprobatorio a los concursantes que hicieron llorar a Miguel". "Simplemente se limitaron mirar y hacer gestos de sorpresa. No hay que olvidar que se está tratando con menores y que no se les puede atribuir el mismo papel que a los adultos", avisa.

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que en el primer trimestre del año se recibieron en la Oficina del Defensor un total de 53 comunicaciones relacionadas con menores y con el canal infantil y juvenil Clan. Las áreas afectadas son las de series, programas, informativos y el canal infantil.

En cuanto a Clan, algunas se refieren al horario de emisión, a las repeticiones de ciertos dibujos y otras son sugerencias. De todas las comunicaciones gestionadas se analizaron cinco de ellas por considerar que pueden vulnerar el Código de Protección a la Infancia y la Juventud.


Otras noticias

Contenido patrocinado


Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.