Buscar

Jon Plazaola: "Quiero ver un cameo de 'Paquita Salas' en 'Allí Abajo"

8:21 - 20/03/2017
  • Ecoteuve.es entrevista al protagonista de la exitosa comedia de Antena 3

  • El actor explica el éxito de Los Javis: "Tienen una idea romántica de la profesión"

  • "No sé si participaría en 'Masterchef' porque lo que me pone es la ficción"

Antena 3 estrena esta noche a las 22.40 la tercera temporada de Allí Abajo. Los actores de la serie se vienen más arriba que nunca con el desembarco en Euskadi de varios de los personajes andaluces. Tras la oferta que Iñaki recibe para trabajar en el restaurante Arzak, él y Carmen se mudarán al norte, lo que causará, en palabras de Jon Plazaola a Ecoteuve, un "desequilibrio total" para el matrimonio.

Esto se certificará con la irrupción en la pareja de dos agentes externos: Gotzone (Nerea Garmendia) y Gorka Otxoa (Horacio), quienes torpedearán la relación de los protagonistas. "Es difícil esconder que va a haber un cuadrado mágico del amor", declara el actor, que asegura que la serie da para varias temporadas más. "Todavía hay cosas que contar en Allí Abajo", defiende.

Jon Plazaola se ha deshecho además en elogios con Javier Calvo y Javier Ambrossi, creadores del musical La Llamada y del que para el actor es el "fenómeno del año": la webserie Paquita Salas. El intérprete asegura conocer una de las claves de su éxito: "Tienen un componente romántico hacia la profesión, de felicidad absoluta, de gente que de verdad está disfrutando con lo que está haciendo", declara el vasco, que apuesta por un crossover entre las ficciones. "Ojalá ver a Paquita Salas en Allí Abajo". 

¿Cómo se seguirá consiguiendo atraer la atención del público después de dos temporadas?

La verdad es que estamos recibiendo muy buenas sensaciones por parte de la cadena y de la productora. Creemos, por lo que hemos vivido en el rodaje, que estamos ante la temporada más completa y más madura de Allí Abajo. En lo que respecta a los personajes principales, de Carmen e Iñaki. La primera temporada fue una conquista, la segunda la consecución de esa conquista con la boda y ahora en esta tercera, lo que hay que hacer es sacar a Carmen e Iñaki de su zona de confort. Esta temporada estoy explorando además otros registros y veremos escenas dotadas de un mayor dramatismo.

El final de la segunda temporada llegó con un bombazo, esa oferta a Iñaki del Arzak. ¿Cómo afrontará su personaje esta decisión?

Sí, el punto de partida es en Donosti. Carmen e Iñaki se irán a vivir a una buhardilla sobre el Kaia. Con lo que no contaba Iñaki era con que Arzak le pusiera una rival, que es Gotzone. Él va a estar como en un periodo de prueba y solo va a poder quedar uno. Gotzone es una mujer competitiva, sin escrúpulos, que no le importará usar todas las malas artes para cumplir su objetivo. Entonces Iñaki va a sufrir un acoso laboral continuo por parte de su nueva compañera.

Gotzone es interpretada en la ficción por Nerea Garmendia. ¿Cómo ha sido la incorporación de la actriz?

Ha entrado con todas las de la ley. Con una ilusión y felicidad absoluta. Al igual que ella, Elena Irureta y Gorka Otxoa también. El talento lo traen de casa, son muy buenos actores. Y el entrar a un proyecto que está en marcha y que va por su tercera temporada a velocidad de crucero es una cosa muy difícil y lo han hecho perfectamente bien. Somos un equipo que acoge con los brazos abiertos a todo aquel que venga con una buena actitud. Y ellos lo han hecho, están integradísimo y ya tienen ADN Allí Abajo y son uno más.

La llegada de Gotzone, ¿afectará también a la estabilidad de su relación con Carmen?

Sí, yo creo que es difícil esconder que va a haber un cuadrado mágico del amor que será compuesto por Carmen e Iñaki y Gortka Otxoa y Nerea Garmendia. Gorka va a ser un ginecólogo con el que trabajará Carmen en Euskadi y entre los cuatro va a haber tensiones, ya que Carmen e Iñaki van a pasar más tiempo con sus compañeros que con ellos mismos como marido y mujer. Carmen e Iñaki necesitan factores desequilibrantes para hacer comedia y están los factores internos, como la adaptación de Carmen a Euskadi o Iñaki absorbido por su trabajo, y externos, con la relación de sus compañeros.

¿Logrará Carmen adaptarse a la vida 'allí arriba'?

Va a vivir un proceso parecido al que vivió Iñaki en el sur, que es ser un pez completamente fuera del agua. La diferencia está en la personalidad de cada personaje. Carmen tendrá el apoyo de su marido y está ahí por voluntad propia. Aunque es verdad que se enfrentará a situaciones divertidas, como las de aprender el idioma, adaptarse al clima, a la gastronomía, a los nuevos amigos. Carmen se va a convertir en la quinta componente de la cuadrilla.

¿Qué es más difícil: adaptarse a la vida en el norte o en el sur?

Yo creo que lo principal es la actitud y las ganas que tenga cada uno de explorar, aprender y de interiorizar otras costumbres y culturas. La actitud es primordial.

Precisamente, tras el éxito de 8 apellidos vascos se puso de moda el crossover entre vascos y andaluces. ¿Son tan diferentes? La serie evidencia que no?

La serie y la realidad evidencian que no. No hay más que doblar el mapa para darse cuenta de que caemos unos encima de otros. Además, tenemos muchas cosas en común. María (León) y yo siempre lo comentamos, que somos muy disfrutones todos, sacamos todo a la calle, tenemos alegría de vivir y la diferencia está en los pequeños detalles. Pero eso es lo que hace bonito todo esto, las particularidades de cada sitio, de cada región y de cada persona. Pero en general, tenemos mucho en común.

¿Has vivido alguna situación similar a la de tu personaje cuando has ido a Andalucía?

Por supuesto, yo he vivido un Allí Abajo con todas las letras. Es verdad que muchas veces me veía a mí mismo en situaciones que después atravesaría mi personaje en la serie. Era muy gracioso. Yo quiero pensar que al menos soy más espabilado y menos 'inocentón' que Iñaki y me echo enseguida al sur, que me encantan. Pero sí vives situaciones parecidas e incluso la realidad supera a la ficción, es un tópico muy cierto.

¿Ve posible que la serie introduzca también a los catalanes como hizo 8 apellidos?

Depende de por donde quieran los guionistas y la cadena llevar la historia. Pero yo creo que el tema norte-sur cada vez se va convirtiendo más en un McGuffin, en algo que tampoco tiene tantísima importancia. Ahora mismo el secreto de la serie está en los personajes y en sus situaciones.

Interpretas a un cocinero, que encima ahora tiene la oportunidad de trabajar en el Arzak. ¿Ha recibido algún tipo de formación para prepararse el personaje?

No, desgraciadamente tenemos poquísimo tiempo para esas cosas. En las escenas damos un último toque a un plato, o alguna cosa. Pero sí que hemos tenido un asesor para acciones concretas a la hora de preparar o emplatar algo y nos decía cómo hacerlo para no cometer un disparate. Pero en general no. A mí personalmente me gusta cocinar cosas cotidianas, del día a día y alguna recetita más exótica o internacional, más complicada para irme probando un poco. Entonces gracias a eso, por ejemplo, cada vez voy picando cebolla más rápido, y se ve que voy avanzando, o sea que nos tenemos que conformar con eso. (Ríe).

¿Se ve aplicando esas destrezas como concursante de Masterchef Celebrity?

No lo sé. La verdad es que eso ya es telerrealidad y a mí lo que me pone es la ficción. Creo que funcionaría mejor haciendo que soy cocinero que demostrando que lo soy de verdad.

Sí que participó en TCMS como invitado. ¿Cómo fue la experiencia?

Menos mal que estuve arropado por la cuadrilla y estuvimos cantando una canción coral cada uno tapando uno los errores del otro. La verdad es que canto fatal. Bueno, no canto fatal porque no sé cantar. (Ríe)

¿Se animaría a participar como concursante?

Parece que la intervención de Los Manolos ha gustado mucho y fue muy divertido. Nosotros lo que dimos fue lo que la gente nos pide, que es un poco de cachondeo, de gamberrismo y mucha espontaneidad. La única razón por la que me animaría es para que me enseñaran a cantar y a bailar. Si Llácer es capaz de sacar de mí algo de eso, ya tiene el cielo ganado, de verdad.

Si tuvieras la oportunidad de trabajar en otra serie, ¿en cuál sería?

Estamos viviendo una especie de edad de oro de las series españolas. Me gusta mucho lo que hay y lo que intuyo que viene y es verdad que a raíz de empezar a trabajar en Allí Abajo, le presto más atención a la ficción española porque mañana puedo estar trabajando en cualquiera de ellas. Ojalá esto siga y siga teniendo oportunidades para trabajar porque cada vez nos acercamos más a la calidad de las series extranjeras y hay muy buenas historias.

Además, estamos viviendo la irrupción de jóvenes talentos como Javier Ambrossi y Javier Calvo. ¿Ve posible un crossover o un cameo de Paquita Salas en Allí Abajo?

Me gusta Paquita Salas por muchas cosas, y para mí ha sido uno de los fenómenos del año, pero no solo por los resultados. Los Javis, Brays y toda esta cuadrilla que ellos tienen con Macarena García, Gema Galán, Annita Castillo? creo que todos tienen un componente romántico hacia la profesión, de felicidad absoluta, de gente que de verdad está disfrutando con lo que está haciendo. Creo que eso es lo principal. Transmiten alegría, frescura, pasión? y esa es la clave del éxito de Los Javis. Es algo de los que todos tenemos que aprender. Y sí, ojalá ver a Paquita Salas en Allí Abajo, o al revés. Estas sinergias siempre vienen bien y tiene que haber comunicación e intercambio de ideas entre la gente que hace cosas en este país.

¿Tendremos cuarta temporada de Allí Abajo?

Aun no sabemos nada, pero las sensaciones que tengo son buenas. Aunque yo no esté a favor de que las series se estiren o perpetúen, creo que todavía hay cosas que contar en Allí Abajo, más allá de la tercera temporada. No sé si con cuatro, con cinco o con seis, pero nuestra historia todavía da para un poquito más.


Contenido patrocinado

Otras noticias


Informalia




Comentarios 0