La verdadera edad de Aramís Fuster: ¿cuántos años tiene la bruja de GH VIP?

16:55 - 12/09/2018
  • Telecinco 'desmonta' la teoría de los 697 años que defendía la vidente

Aramís Fuster es una de las concursantes estrella de GH VIP 6, el reality de Telecinco que arranca este jueves 13 de septiembre en prime time. La bruja lleva años apareciendo en televisión y su popularidad creció en el último año después de protagonizar una etapa en la que aseguró estar hundida, al borde del desahucio e, incluso, la muerte, porque intentó quitarse la vida.

Al margen de estos dramas, las apariciones de Aramís Fuster en los programas del corazón siempre han tenido un lado cómico. Y entre los datos que más debate y bromas han generado está su edad, siempre secreta... hasta ahora.

Cuando se le preguntaba por este asunto en los programas de televisión, Aramís Fuster se empeñaba en decir que tenía 697 años, provocando las consiguientes risas de los colaboradores y el público. Obviamente no era su edad real, que ha sido un secreto hasta que Telecinco ha desvelado la cifra exacta.

Según su ficha de concursante de GH VIP, Aramís Fuster tiene 63 años. Nació, por lo tanto, en 1955. Es la más veterana del concurso, seguida por Ángel Garó (54).


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.