El 'pelotazo' de Mimi ('OT') con 'Yo ya no quiero na', su primer single con Lola Indigo

20/07/2018 - 11:37
  • El grupo formado por la concursante del talent triunfa con su primera canción

Más noticias sobre:

Pocos minutos bastaron esta madrugada para que Mimi y su Yo ya no quiero na se convirtieran en Trending Topic Mundial. La primera expulsada de OT 2017 ha sabido reinventarse y logró generar este jueves una gran expectación con el lanzamiento de su primer single como Lola Indigo, grupo que ha formado junto a cuatro bailarinas entre las que figuran tres concursantes de la última edición de Fama, ¡a bailar! en #0.

"Mi proyecto va directamente unido a la danza, cada canción que escribo está pensada para el movimiento. No tendría sentido sin un grupo de bailarines que lo representaran conmigo, por eso no es sólo Mimi", explicaba recientemente la granadina en sus redes sociales. Toda una declaración de intenciones que ya inició durante su participación en el talent musical de TVE interpretando temas de Lady Gaga o las Pussycat Dolls. 

En este caso, Mimi ha optado por un sonido más urbano con una base rítmica que, aunque tiene un clamoroso parecido a la del Anillo de Jennifer López, dispone de todas las papeletas para convertirse en un auténtico pelotazo. La canción está producida por Bruno Valverde, un músico belga de padre nicaragüense y madre española que ha trabajado para artistas como Ricky Martin, Natalia o Merche. 

Y en la línea de Lo Malo (el éxito de sus compañeras Aitana y Ana Guerra), Mimi se une con la letra de este tema a la corriente del empoderamiento femenino que durante los últimos meses ha inundado también el mundo de la música. 


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.