La noche de sexo de María Jesús y Julio Ruz: el 'edredoning' más salvaje de 'Supervivientes'

16/05/2018 - 11:09
  • La concursante recibió el pasado domingo la visita sorpresa de su marido

Los espectadores de Supervivientes pudieron ver el pasado domingo, durante el Conexión Honduras presentado por Sandra Barneda, la gran sorpresa que se llevó María Jesús Ruiz al recibir la visita de su marido Julio Ruz. El programa le dio al hombre la posibilidad de pasar la noche junto a su pareja y ambos decidieron no perder el tiempo. 

Las imágenes de lo que sucedió al caer el sol se pudieron ver este martes en el Tierra de Nadie, donde Jorge Javier Vázquez anunció que se había producido en Honduras el primer edredoning -con permiso de Hugo y Sofía- de la presente edición del reality.

"Eres mi apoyo, eres mi pilar. Te necesito tanto. Te estoy poniendo mi corazón en bandeja", le dijo María Jesús a su marido en una declaración de amor antes de que ambos decidieran dar rienda suelta a la pasión sobre la arena de los Cayos Cochinos. Bajo un simple saco de dormir, la robinsona y Julio Ruz se dedicaron todo tipo de arrumacos y movimientos que fueron recogidos por las cámaras del programa. 

A la mañana siguiente, María Jesús no pudo evitar las lágrimas al tener que despedirse de Julio. "Esta noche que hemos pasado ha sido mágica. Nunca lo olvidaré", le dijo antes de que se subiera a una barca para emprender su camino a España. Julio prefirió mantener a la concursante ajena a las polémicas surgidas en nuestro país después de que varias voces afirmaran que Ruz le había sido infiel a su chica en más de una ocasión. 


Contenido patrocinado

Otras noticias


En Portada




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.