Así fueron las confesiones de Mercedes Milá a Jordi Évole en 'Salvados': de la depresión a sus conversaciones con muertos

15/04/2018 - 21:56

El programa 'Salvados' de LaSexta dedicó su emisión de este domingo a una entrevista de su presentador, Jordi Évole, con la televisiva Mercedes Milá, para repasar tanto su trayectoria como otros temas de actualidad política y social.

Milá comenzó analizando el problema de Cataluña. "El 6 y el 7 de septiembre para mí son definitivos para decir 'así no'. Yo les digo que 'así no' a los que buscan la independencia de Cataluña doblegando las leyes"

"No soy partidaria de la prisión provisional, sino de que cumplan la condena a la que el juez les condene", continuó, asegurando que "respeto mucho a la gente que apoya la independencia, pero me parece vital que Cataluña seamos todos, y si somos todos, el resultado electoral es definitivo".

Milá sorprendió al asegurar que "hablo con los muertos todo el rato, hago mucha meditación". "Pasé una época muy dura y la meditación me ayudó mucho, así que hablo con quien me da la gana: con Shakespeare o con mi padre. Pero ellos no hablan, solamente escuchan y te dan fuerza y energía", argumentó.

"Aznar los primeros años lo hizo bien, pero ahora es una bolsa llena de rencor y con rencor no se puede gobernar", continuó, antes de añadir que "con los asesores empecé a pensar que se estaban acabando las entrevistas en televisión y por eso me fui", ya que "ha llegado la mentira y la desvergüenza, que es gravísima".

"He tenido la oportunidad hace un año de volver a trabajar en TVE, pero dijeron que era incómoda, incontrolable y peligrosa, y que era mejor que no", lamentó, añadiendo que "para mí es una medalla ser una persona que no se puede controlar fácilmente, pero se equivocan, porque yo soy obediente".

"Siempre he intentado entrevistar al Rey Juan Carlos, pero ya sé que es imposible", aseguró, añadiendo que "Felipe VI necesitaría una entrevista con un grupo de periodista, quitarle la corbata, ser un tío como lo era y hablar con naturalidad".

Milá confiesa que tuvo una ruptura sentimental con su pareja yéndose de su casa diez días antes de la final de 'Gran Hermano 1'. "Estaba en el infierno", reconoció.

"Cometí el error de meter a mi cerebro demasiada potencia: trabajo, trabajo, trabajo hasta que el cerebro hace 'paf' y empiezas a notar cosas que antes no has sentido, miedos, horror o que lloras de forma inesperada", relató, admitiendo su proceso de depresión.


Contenido patrocinado

Otras noticias



Informalia




Comentarios 0