Risto Mejide y Jesús Vázquez entierran el hacha de guerra y se funden en un abrazo

14/04/2018 - 12:14
  • Finalmente han dejado atrás sus diferencias

Tras un mes de promoción, Factor X ha llegado a nuestras pantallas. Desde que se anunció el nombre del presentador y de los jurados, en redes sociales ya se comentaban los problemas que hubo entre Risto Mejide y Jesús Vazquez.

Y es que ambos tuvieron una discusión en Operación Triunfo 2009 que hizo que su relación se enfriase y que apenas coincidiesen en pantalla.

Ahora que van a tener que trabajar juntos durante un tiempo, ambos han decidido poner de su parte y dejar los problemas a un lado. Tras la actuación de Israel, ha sido Risto el primero en dedicar unas palabras al presentador: "Me ha hecho ser quien soy ahora mismo". Algo que no ha dudado en agradecer Jesús Vázquez.

En el descanso de las actuaciones ambos se han encontrado por los pasillos. Esta vez ha sido el presentador el que ha querido decirle a Risto que cuando se enteró de que iban a trabajar en el mismo formato: "Me quedé un poco frío". Todo lo contrario ha dicho el publicista que ha confesado que le hizo ilusión desde el primer momento: "Se nos fue de las manos a los dos, tenía ganas de pedirte perdón, yo no estuve bien", ha dicho el catalán refiriéndose a la pelea que tuvieron en 2009.

Jesús Vázquez le ha dado la razón y ha admitido que: "Yo tampoco estuve demasiado bien", dejando claro que ha hecho lo posible por no encontrarse con él en ningún momento. Risto ha confesado que gracias a esa discusión ha aprendido a pedir perdón y para sellar la reconciliación ambos se han fundido en un abrazo.


Contenido patrocinado

Otras noticias



Informalia




Comentarios 1

#1
14-04-2018 / 13:41
ANALISTA DE HECES
Puntuación 0
A FavorEn Contra

LA MISMA MIE RDA SON

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.