Andreu Buenafuente: "No me veo volviendo a la televisión en abierto; hace mucho frío ahí fuera"

27/02/2018 - 15:33
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador de 'Late Motiv' en #0

  • La clave del éxito de Broncano: "Tiene la locura del cómico pero el cerebro de un presentador"

  • "Mira lo que has hecho' es una maravilla, es la consagración de Berto Romero como actor"

Más noticias sobre:

El próximo jueves, 1 de marzo, David Broncano cumplirá su primer mes como presentador de La Resistencia, un late late show que coge cada noche el testigo de Late Motiv en #0. El programa, también producido por El Terrat, es el segundo del cómico en Movistar+ tras LocoMundo, que ahora está en manos de Quequé. Y si hay una pieza clave en el funcionamiento de todo este engranaje, ese es Andreu Buenafuente. 

El catalán, a cargo de la productora, se siente "un poco padre" de Broncano después de ser el que le ha dado su primera gran oportunidad en la cadena de pago. ¿Pero qué tiene el de Orcera para ser 'el chico de moda' en la comedia? Buenafuente da las claves en palabras a ECOTEUVE.ES: "Tiene la locura del cómico pero el cerebro de un presentador", valora Andreu, que augura un futuro prometedor a su 'pupilo'. 

Buenafuente ha hecho balance además de los primeros dos años de vida de su programa en #0 y, mirando al horizonte, deja clara sus intenciones de seguir haciendo reír al público, mientras pueda, desde la plataforma de pago. "No me veo volviendo a la televisión en abierto; hace mucho frío ahí fuera", confiesa. 

¿Qué se siente al ver como uno de tus 'pupilos' logra su propio programa en Movistar+?

Estoy muy feliz. A mí me gusta mucho la épica cotidiana y creo que este es un momento histórico, ya que dos lates van a convivir por primera vez en la historia de la televisión en España. Yo soy siempre el pesado del late, el que insiste en que es un formato bueno y en que hay que hacerlo, y ver nacer a Broncano y a su equipo es maravilloso. Son de esas cosas que cuadran. Tenía que ser Broncano y lo vimos hace tiempo. No saben el curro que tienen por delante, pero no se los he dicho. Yo creo que van a disfrutar más que a sufrir, porque esto es artesanía televisiva: llenar el teatro de gente, que tenga emoción, que se haga cada día... Como decimos los de los lates: 'mañana hay programa', que es la manera más clara de decir que esto no acaba nunca. Ojalá.

¿Te sientes un poco 'padre', con cierta responsabilidad?

Sí, me siento un poco padre. Al mes y medio de conocer a Broncano bien, dije: 'Este tío tiene un programa propio y es un segundo late. Pero nos dio vergüenza planteárselo a la cadena por si pensaban que íbamos de ambiciosos. Al poco tiempo nació LocoMundo, que nos pareció fantástico para él como escuela y es como si el programa estuviera esperando a que Broncano dijera: Pues venga, lo voy a hacer.

Broncano es el 'chico de moda' en la comedia, todos hablan bien de él... ¿Qué tiene él que no tengan los demás?

No los conozco a todos y es muy feo comparar, pero a mí me recordó de alguna manera (y no lo digo con soberbia) a cuando yo empecé en la radio. Es un tipo que tiene la locura del cómico, pero también la estabilidad y el cerebro de un presentador. Que eso no es ni bueno, ni mejor, pero hay gente que prefiere no presentar, sino venir a liarla, ser un outsider y disfrutar. Hay pocos que se atrevan a ponerse la mochila y el traje para organizar este caos. Entonces, cuando ves a uno, lo detectas rápido. En eso creo que tengo cierto olfato.

¿Qué consejo le has dado?

No soy de dar muchos consejos, pero te puede la amistad. Le he dicho que lo disfrute y que piense que cada día hay programa. Pero él no necesita consejos, tiene mucha 'mili' ya. Broncano está muy bregado en su radio, sabe repartir bien el juego, respeta a su equipo, respeta al espectador y creo que sabe romper la baraja y hacer locuras en el momento adecuado. Está rodeado de una pandilla que es fantástica. Son unos locos maravillosos.

Su trayectoria en la comedia es larga. ¿Le ha sorprendido la forma de hacer humor que tienen?

Sí, sí. A mí me encantan los cómicos que me sorprenden. Eso es lo mejor que me pueden dar en un programa de televisión: que yo me convierta en espectador. Es algo que me pasa con Berto, que todavía hoy me dice algo y me rompe. Eso es maravilloso para alguien como yo, que se supone que tiene el deber de organizar, de no reír, de ver a dónde vamos. Cuando alguien rompe es maravilloso. Broncano rompe y yo creo que si a mí me rompe, rompe también al espectador. La comedia es sorpresa continua, romper con lo establecido y provocar una reacción. Ellos son así.

Se retroalimenta con ellos para seguir adelante, ¿no?

Yo siempre digo que cuando alguien entra por la puerta con la promesa de que me va a dar algunos momentos de esos, de romper cintura y de divertir, yo soy el tío más feliz del mundo. Cuando yo trabajo en un programa, lo que me gusta es no trabajar. Cuando viene un invitado bueno y se entrevista solo, como Bibiana Fernández, que te puedes tomar hasta un café, es maravilloso. Con Broncano y esta gente igual.

¿Cree que ambos lates son diferentes o la diferencia la marca el presentador?

Sí, son diferentes y es algo que viene de nacimiento. Hay un cierto tópico de que el primero es más clásico y el segundo más rompedor. Pongámoslo entre comillas. Mi obligación es aparentar clásico pero hacer locuras, pero el de él también. Creo que ambos lates se complementan y van a convivir muy bien. Esto nos va a hacer mejores, porque hasta ahora, navegábamos solo en las noches sin competencia y sin ninguna referencia. La Resistencia crea una referencia y una competencia sana y va a sacar lo mejor de los dos.

¿Por qué se eligió el título de La Resistencia?

Pues me hace mucha ilusión contarlo. Este es un título que rescató Jorge Ponce en una reunión buscando títulos. La Resistencia era un nombre que yo barajé hace unos cinco o seis años para un programa que nunca llegamos a hacer. A mí me gustaba ese nombre, le tenía mucho cariño, pero me había olvidado. Y cuando lo propusieron me emocioné, será que me hago mayor, pero dije: 'Hostia, han recuperado un nombre con mucho simbolismo: un programa que no se pudo hacer'. Creo que tiene cierta justicia poética. Si persistes y te lo crees, las cosas pueden salir.

¿La resistencia de su época es diferente a la de ahora?

Totalmente diferente. De hecho, estaba pensando, que originalmente el nombre surgió como propuesta de un programa de radio en el último año de Aznar como presidente. Pensamos en hacer un programa de radio y no salió, luego para el programa de televisión que he dicho y no salió. Y como Broncano cumple mis sueños, estoy encantado de regalárselo.

Late Motiv ha cumplido dos años en #0. ¿Cómo valoras la evolución que ha tenido el programa?

Muy bien, ese barco que no para de navegar y que se reinventa cada día. Estamos en tercera temporada y creo que está en su madurez. Estos programas duran, lo que la cadena quiera, pero también lo que tu te enamores y la energía que le pongas. Después de un otoño e invierno muy duro, ha cogido un tono muy bonito. Es mi sueño, es lo mejor que me está pasando.

¿No tiene la sensación de que al principio hacíais más ruido que ahora?

Es que eso es tan relativo... Puede ser que el nacimiento de un programa haga que estemos todos pendientes, pero yo siempre digo que los formatos diarios hay que lucharlos cada día. De repente, llega ese algo que te da algún titular, pero cada día están pasando cosas.

Ahora que está asentado, ¿se ha despreocupado un poco? ¿Ha dejado de mirar hacia las otras cadenas?

Te diría que sí, pero mentiría. Pero ya miras desde otra óptica. Miro más como productor y me interesa observar qué se hace, cómo se hace y qué podemos aportar. Yo tengo mucho trabajo con este programa y tengo que estar fresco y feliz para darlo todo. No creo que observar y comparar me ayude mucho.

¿Cree que corren buenos tiempos para la comedia o es algo que solo pasa en Movistar?

Yo creo que lo mejor está en #0. Hay programas de comedia por ahí, pero no tantos en realidad. Hay programas que tratan las cosas con humor, pero la comedia comedia más pura está aquí.

Ahora, con su sueño realizado, ¿se ve capaz en el futuro de volver a la televisión en abierto o ya ha tocado techo aquí?

La verdad es que no me veo... (Ríe). Alguna vez me proponen algo, algún programa... pero les digo que yo estoy muy bien aquí. ¿A dónde voy a ir? Hace mucho frío ahí fuera.

Évole, Berto, Broncano... es todo un cazatalentos...

A mí el talento me emociona. Me gusta buscar talentos y no tiene más explicación. Me gusta buscar gente buena porque disfruto haciendo trabajos con ellos. La serie de Berto es una maravilla. Es la consagración de Berto, la madurez, y hace un producto de ficción muy bueno. Habla de la paternidad pero no cae en lo tópico, lo revisa todo y hace un planteamiento narrativo muy moderno y muy chulo. 

Por el plató de Late Motiv han pasado Cepeda, Roi, Amaia y Noemí Galera. ¿Es fan de OT o ha sido una decisión del programa?

Fue decisión del programa. Yo con un programa diario y una niña de cinco años se me acorta el tiempo. Sí que he seguido un poquito la recuperación de OT y como ha ensalzado la clave de lo digital. Es algo para tener en cuenta, que un programa que se ha apoyado sin complejos en lo digital, ha logrado una repercusión importante. Y luego que ha lanzado a tíos y tías que tienen alma. Yo a Roi y Cepeda les dije que eran como Xavi e Iniesta y realmente lo creo. Se ha pasado de moda la impostura, el peinado imposible, los guaperas... y han vuelto unos tíos que te enamoras de ellos. 

¿Seguiremos viendo a más rostros de OT en Late Motiv?

Sí, sí. Yo no tengo ningún problema en traer a rostros de otras cadenas. El problema muchas veces lo tienen las cadenas en dejar que vengan. Es algo que no entiendo. Me jubilaré y no entenderé como una cadena generalista pone una traba para que venga alguien al pago. En otros países, en los lates van a presentar productos gente de otras cadenas. Se presupone que el fairplay les va bien a todos. Yo también lo creo.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Contenido recomendado


En Portada



Informalia





Comentarios 1

#1
27-02-2018 / 17:03
Jesus Medina
Puntuación -12
A FavorEn Contra

Catalán hijo perra, me das asco. Odio a tu raza.