El infierno de Víctor Sandoval: embargado por Hacienda, dos tumores y acosado

14/02/2018 - 12:58
  • "Cada noche le pido a Dios que me lleve. No lo aguanto más ¿Hasta cuando?"

  • Hacienda le embargó 18.000 euros: "Descongelé hielos para poder beber agua"

  • Además, revela el acoso que recibe de un hombre: "maricón, patético, escoria..."

Corrían mediados de los noventa cuando Víctor Sandoval llegó a Telecinco gracias a José María Íñigo, que le en su programa ¿De qué parte estás? Más tarde, se lo llevó Ana Rosa a la competencia, Antena 3, en Sabor a ti, y en 1999 llegó a Telemadrid para consolidarse con ¡Mamma mia!, junto a Francine Gálvez.

Sin embargo, tras trasladarse a Miami para colaborar con varios formatos, Sandoval se convirtió en un personaje histriónico y en la comidilla de las tertulias del corazón por su historia con Nacho Polo, lo que le llevó a ser en un must have de realitys: GH VIP, Pasaporte a la isla y Supervivientes.

Ahora, el presentador se encuentra en la ruina total y en la más profunda soledad como ha desvelado en una entrevista a Lecturas: "Me siento solo. De la tele solo recibido mensajes de Belén Esteban. Es la única que se preoocupa por mí".

El televisivo cuenta que no pudo viajar a pasar las Navidades con su familia a Madrid porque Hacienda le embargó los 18.000 euros que tenía en la cuenta por su participación en Supervivientes: De un minuto a otro me quedé sin nada. Fui a hacer la compra al día siguiente y no tenía nada, ni agua. Tuve que descongelar los hielos para poder beber".

El infierno de Sandoval es tal que encuentra la muerte como su solución: "Cada noche le pido a Dios que me lleve. No lo aguanto más ¿Hasta cuando?". Al volver de Honduras, le diagnosticaron dos tumores en la tiroides: "Han ido evolucionando y ahora tengo inflamaciones de cuello con dolor. Las manos se me congelan, tirito...y después chorreo de sudor".

A su delicada situación, se une un acoso que sufre por parte de un señor desde hace unos meses: "Un día me empezó a insultar: 'maricón, patético, escoria, das asco, vete de aquí...". Sin embargo, la situación se agravó cuando este susodicho le agredió y le tiró el móvil al suelo: "Me dio una torta", algo que que la Policía no considera una lesión.


Contenido patrocinado

Otras noticias


En Portada



Informalia




Comentarios 0