Lorenzo Caprile: ha nacido una estrella de la televisión con 'Maestros de la costura'

13/02/2018 - 10:15
  • El diseñador sorprende como el juez más duro con un desparpajo innato

Más noticias sobre:

Maestros de la costura arrancó con éxito este lunes en el prime time de La 1. Con sus aciertos y sus fallos, hay una conclusión clara: Lorenzo Caprile es la pieza clave del nuevo espacio que presenta Raquel Sánchez Silva.

Ni Palomo Spain ni María Escoté. El veterano modista se reivindicó como el auténtico protagonista del programa, se comió a sus compañeros y fue el centro sobre el que pivotó todo el programa.

Sus comentarios llenos de contenido -es más que evidente su gran experiencia en la profesión- y con un desparpajo natural le convirtieron en lo mejor del estreno de Maestros. Como consecuencia, fue la comidilla en Twitter.

"Yo seré muy clasicorro, muy de Barrio de Salamanca, pero he visto mucha moda. Mucha. A mí no me impresionas enseñando las tetas", dijo a Eduardo, uno de los concursantes, cuando le mostró su diseño con un atrevido escote.

"No uso sudaderas ni para estar en casa. Un domingo por la tarde estoy en mi casa en pelotas con una mantita de polyester", contestó cuando sus compañeros le preguntaron qué ropa usaba cuando nadie le veía.

Muchos conocían a Caprile por su trabajo en el mundo de la moda, pero la mayoría de los espectadores le descubrieron este lunes como monstruo de la televisión. Y sin pretenderlo.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.