Una azafata de Fórmula 1 defiende su trabajo en 'La Sexta Noche': "Ninguna enseña más de lo que podemos enseñar cualquiera por la calle"

11/02/2018 - 15:13
  • Quiere recuperar su trabajo y piensa que es igual de respetable que cualquiera

Más noticias sobre:

La Formula 1 ha decidido prescindir de las azafatas en las carreras. En La Sexta Noche han querido abordar el tema y lo hizo con Paloma Pinar, trabajadora de este sector que se encontraba entre el público.

Paola comenzaba rechazando que las azafatas fueran "un trozo de carne" y aseguró que "si entramos ahí, podemos entrar en un terreno muy amplio" que incluiría también a "los modelos y las modelos, de la gente que trabaja en la imagen".

Después continuó diciendo: "Ninguna de nosotras enseña más de lo que podemos enseñar cualquiera por la calle". Además defiende que su trabajo es "igual de respetable" que cualquier otro y que "el problema ya no está en nosotras sino en la gente que, al vernos, nos considera objetos".

También quiso añadir que "dedicarte al mundo de la imagen va mucho más allá de las carreras y de los eventos deportivos". "Hay millones de trabajos de azafatas, tanto de azafatas como de azafatos, ojo, y es igual de respetable. Que vivamos de nuestra imagen en ciertos ámbitos, pues igual que otra gente que vive de sus cualidades, es otra cualidad más y no por eso deja de ser digna", dijo.

Además la protagonista de la entrevista hizo viral una carta que publicó en las redes sociales en la que se quejó de que solo quitasen el trabajo a las azafatas de la Formula 1 y no a otras como las de las discotecas.

"El problema no es el trabajo, el problema es la gente que te ve y piensa que estás ahí para no respetarte o decirte cuatro tonterías. Ya no es sólo cuestión de acoso sino de gente que no te respeta cuando trabajas", concluyó.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia





Comentarios 1

#1
11-02-2018 / 16:49
Anti
Puntuación 1
A FavorEn Contra

Que le den las gracias a las "feministas". Este país pierde el norte por momentos. Muy bien dicho por esta mujer, mi más sincera enhorabuena. Pero que se alíen y que luchen contra las (y los) enfermas mentales que fastidian a los demás.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.