Pelayo ('Cámbiame'): "Soy consciente de mi 'pelayón', pero nunca hubiera imaginado la repercusión que tuvo"

8:46 - 7/02/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al ahora juez del 'make over' de Telecinco

  • "Me gustaría debutar como presentador en un talent show", afirma

  • "Yo no hago un programa para que pongan una foto mía en la pared"

"Yo no quiero ser el estilista de Telecinco, quiero presentar". Pelayo Díaz tiene muy claro cuál es su objetivo en la televisión y, vive su nuevo rol en Cámbiame como un paso más en su carrera. "Se enfoca a lo que quiero llegar a la televisión", dice el ahora juez del make over cuyos referente es Jesús Vázquez.

El estilista, que siempre dice lo que piensa, sale al paso de la polémica que protagonizó por la fotografía Carlota Corredera en el pasillo de la fama de la cadena de Fuencarral: "Tenía que decir que esa foto estaba suplantando a otra". Por último, presume de sus atributos tras la fotografía subida por su novio durante sus vacaciones. 

Pasas de estilista a juez. ¿Cómo valoras este cambio de registro?

Cuando yo empecé en Cámbiame, yo no era estilista. A mí me contrataron por la pasión que tengo por la moda. Mi faceta de estilista partía desde el amor que siento por la industria y por saber qué es lo que puedo hacer con la moda para beneficiar a las personas que lo necesitan.

Pero ahora sí tienes cuenta con tres años de experiencia...

Sí, siento que tengo las ganas y el conocimiento de lo que se puede hacer en esa franja de tiempo con la materia prima con la que viene la gente y creo podré valorar el trabajo de mis compañeros.

¿Sientes el cambio como una promoción?

No me lo tomo como tal. Lo que pasa es que se enfoca a lo que quiero llegar a ser en televisión. Yo no quiero ser el estilista de Telecinco, quiero presentar.

¿Y qué te gustaría?

Mira, a mí me gusta mucho Jesús Vázquez y La voz. Me gustaría debutar como presentador en un talent show porque creo que estoy preparado. En los últimos años, he hecho un máster con los mejores profesionales.

Háblame de Fiona Ferrer, tu nueva compañera.

No he tenido mucha relación con ella. A mí los círculos de moda me dan pereza y yo soy un tío campechano que viene de Asturias al que le gusta mojar pan con los dedos. Te voy a contar una anécdota que tuve con ella en la recepción de Telecinco hace años. Fiona me felicitó y yo pensaba que era por el programa aunque estaba negociando y yo, que soy de hacerme la tonta le pregunté el por qué. Ella me contesto que era por el novio que tenía.

Siempre has sido muy sincero. ¿Tienes miedo a ser muy duro en el directo?

Muchas veces la gente no recibe mi sinceridad como un valor. Intentaré medir mis palabras porque, al final, yo que he estado en ese lado, duele mucho cuando alguien juzga tu trabajo sin saber lo que has sufrido. 

Sin embargo, las redes sociales no son políticamente correctas...

Yo no soy ni descafeinado ni nada políticamente correcto, no tengo ni trampa ni cartón y eso juega a mi favor. En mi contra, como digo lo que pienso, a veces meto la pata.

¿Por qué tu cabreo con el cambio de foto de Carlota Corredera?

Nuestra foto la pusieron en el pasillo dos meses después de comenzar el programa. Para mi era un honor estar en los pasillos de Telecinco y, de repente, un día voy a comer y no está y, en su lugar, han puesto la de Carlota. Entonces piensas: '¿No había otro sitio para poner la foto del nuevo'? Luego pensé que Marta Torné llevaba un año sin estar y en cómo se debería haber sentido Carlota en todo este tiempo viendo nuestra foto.

Y no te callaste...

Exacto, lo dije con todo el amor del mundo porque yo a Carlota la felicité 20 veces de mil maneras, pero creo también que alguien tenía que decir que esa foto estaba suplantando otra que era la nuestra. De todas formas, yo no hago un programa para que pongan una foto mía en la pared. ¿Que luego ponen tu foto en el pasillo? Fenomenal. Pero para mí, el mayor premio y el mayor gesto de confianza de Paolo Vasile y La Fábrica de la Tele fue que, a los seis meses de estar en en el programa, dimos las Campanadas cuando hay gente que tarda diez años en hacerlo. Era uno de mis sueños.

¿Qué opinión tienes de Carlota?

La amo y la admiro. Es un lujo trabajar con ella porque estar con ella es una lección tras otra delante y detrás de las cámaras. Le agradezco la paciencia que tiene conmigo porque yo no soy fácil: ni como amigo ni como novio ni como compañero.

La vida te sonríe también en el amor. ¿Es Sebastián Ferrao el chico de tu vida?

No lo sé (risas). Yo creo que sí. No lo quiero decir muy alto por si los dioses me oyen y me lo quitan. Estoy muy feliz.

¿Te ha dado vergüenza que presumiera de tu 'pelayón'?

(Risas). Tanto en la tele como en las redes me olvido que hay mucha gente viéndome y estaba en la playa, donde nadie me conoce, haciendo el tonto con el móvil. Al volver de darme un baño, Sebastian me dijo que había subido la foto al Stories. Soy consciente de mi pelayón, pero nunca hubiera imaginado la repercusión que tuvor".


Otras noticias

Contenido patrocinado


En Portada



Informalia





Comentarios 0