La confesión más íntima de Rafael Amargo: "Me gusta ver que el hombre sea una gran mujer en la cama"

18:23 - 12/01/2018
  • Lorena Berdún entrevista al bailaor en su programa de Telemadrid

Más noticias sobre:

Este viernes (23.45) vuelve Sexo y etcétera, el programa que presenta Lorena Berdún en Telemadrid.  Tal y como hizo con celebridades como Paula Vázquez o Carmen Lomana, la sexóloga habla con el bailaor Rafael Amargo.

Rafael Amargo es todo un personaje del mundo del espectáculo, donde se han podido ver diferentes facetas suyas. Siempre ha sido muy misterioso con su vida íntima, hasta que decidió desvelar sin ningún problema que era bisexual, y que su primera relación había sido con su profesor de danza.

A pesar de que el coreógrafo se ha casado y divorciado dos veces con mujeres, con las que tiene dos hijos, deja claro que no tiene preferencias. Se muestra como un hombre que vive de forma intensa y libre todo lo que se le pone por delante, y que seduce a hombres y mujeres allá por donde pasa.

Amargo reconoce que es muy dominante, y que en ocasiones le gusta "ver al hombre que sea una gran mujer en la cama". A pesar de ello, el bailarín es consciente de que con las mujeres tiene más éxito que con los hombres.

En cuanto al controvertido tema de la infidelidad, él asegura que cree mucho en ella, pero le cuesta mucho ser fiel a sus parejas. Uno de los objetivos que pretende alcanzar este año es enamorarse, pero no de otra persona: "Estoy intentando enamorarme más de mí, porque soy una persona que me he querido muy poco".


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.