Nerea ('OT'): "No quiero que se me encasille como cantante de musicales"

9/01/2018 - 19:15
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la última expulsada del talent de TVE

  • La concursante asegura que su principal sueño es tener una carrera discográfica

  • "Salir en Navidad no sé si fue bueno, la Academia es una burbuja y era mejor no romperla"

Un día después de abandonar la Academia de Operación Triunfo, Nerea sigue sin asimilar que este lunes la audiencia puso fin a su andadura en el concurso. Los espectadores del programa de TVE se decantaron pro Agoney en un apretado duelo que ha consolado a la artista: "Lo cierto es que el porcentaje fue bastante ajustado y eso me gustó, porque es un halago que se quede él, pero que yo tuviera bastante apoyo", dice en palabras a ECOTEUVE.ES.

No obstante, la catalana lamenta haber sido expulsada a las puertas de la recta final de la edición: "Me da pena perder la oportunidad de poder ir a Eurovisión, que era algo que me hacía mucha ilusión", asegura reconociendo que, pese a todo, está orgullosa de haber llegado tan lejos.

Nerea se ha mojado además y ha hablado de cómo ve su futuro después de que todo el mundo valore su notable capacidad como artista de musicales. Pero... ¿tiene miedo a ser encasillada? "No quiero que se entienda que por querer hacer musicales no quiera hacer nada más. De hecho, lo que más me gustaría es hacer una carrera discográfica", afirma. 

¿Qué sensación tienes unas horas después de haber salido de la Academia?

Pues no sé... ahora mismo no me entiendo. (Ríe) Es una mezcla de emociones. Tengo la sensación de que he salido un día de excursión, como cuando te sacan a firmar discos. Parece que hoy me han sacado a hacer entrevistas y pienso que mañana voy a volver y no, no voy a volver más. Y si lo pienso me da mucha pena. Es todo muy raro... pero bueno.

¿A qué persona llamaste primero tras recuperar tu móvil?

Pues llamé a Raoul. Al encender mi móvil, vi que me había escrito y estaba despierto y necesitaba hablar con alguien de mi entorno. Le llamé y estuvimos hablando un poquito.

Una vez llegados a este punto del concurso, ¿esperabas llegar a la final? ¿Te sientes decepcionada?

Más que decepción es pena por quedarme a las puertas y perder la oportunidad de poder ir a Eurovisión, que era algo que me hacía mucha ilusión. Al principio nunca hubiera imaginado llegar tan lejos, pero ahora que lo veía tan cerca, da un poco de pena. Pero estoy orgullosa de llegar hasta donde he llegado.

¿Por qué crees que el público se ha decantado por Agoney?

Pues no lo sé, pero lo cierto es que el porcentaje fue bastante ajustado y eso me gustó porque es un halago que se quede él pero que yo tuviera bastante apoyo. Él es un gran artista y se merece estar dentro de la Academia. Sé que lo va aprovechar, o sea que estoy contenta.

Agoney no termina de tener una actuación brillante. ¿Qué crees que le pasa?

Agoney ha pasado una mala etapa en el programa porque tuvo un derrame en una cuerda vocal y eso produce una gran inflamación. Eso se cura con medicamento, pero también con reposo y es algo que en la Academia no tenemos. Es como que nunca se puede terminar de curar del todo. Yo, aun así, sí creo que Agoney ha brillado en algunas actuaciones. Ha tenido alguna menos afortunadas por el hecho de estar mal, pero otras como Whitout you, Lady is a tramp o Symphony me parecieron muy buenas. Se ha quedado más con la etiqueta de que no ha terminado de romper, pero yo sí creo que lo ha hecho.

En la gala en la que te nominaron, muchos criticaron que se te pusiera el vídeo de la broma del baño antes de tu actuación. ¿Te puso realmente nerviosa?

Pues no lo había pensado, pero sí que estaba nerviosa por la actuación. El vídeo del baño me dio vergüenza, la verdad, pero con todo el nervio que llevaba encima creo que no me afectó demasiado. No me lo había planteado, pero es verdad que las galas yo las disfruto, pero las paso con muchos nervios y es muy difícil controlarlos.

De los ocho que quedabais, Miriam, Agoney y tú, fuisteis los únicos que nunca se colaron entre los tres favoritos del público. ¿Por qué crees que ha sido?

Yo creo que simplemente hay más gente a la que les gustaba otras personas. No creo que hubiera otro motivo más concreto, simplemente que cada uno tiene predilecciones y gustos y para gustos, los colores. Todos tenemos mucho apoyo y algo muy bonito que vimos en las firmas de discos es que llegaba alguien muy fan de una persona en concreto, pero a los demás también les quería y valoraba.

Hubo un momento en el que se os dio un toque de atención porque parecía que había dos bandos enfrentados. ¿Por qué había mal rollo?

Nos sorprendió mucho cuando nos llamaron la atención, cuando Noemí nos dijo que había visto cosas que no le habían gustado. En ese momento, jamás supe por qué había sido, no lo había notado. Y lo de los dos bandos, es evidente que cada uno se lleva mejor con unas personas antes que con otras por afinidad, por gustos... Y sí que es verdad que Miriam, Agoney y yo estábamos más juntos, y con Raoul y Mireya, pero todos nos llevábamos muy bien y es algo a destacar de esta edición.  

En una de las últimas galas, admitiste haber tenido un roce con un compañero en la habitación. ¿Fue para tanto?

Fue un día en el que le di a un compañero una contestación que, aunque no fue para tanto, viniendo de mí que soy la chica inofensiva y pacífica, pues sorprendió. Era el día de la firma de discos, que fue un subidón pero un golpe de realidad que a algunos nos desestabilizó un poco y estuvimos a punto de rompernos. La Academia es un sitio en el que no puedes estar solo, no hay intimidad y es muy difícil. 

Se ha criticado mucho al jurado por algunas valoraciones. ¿Contigo crees que han sido muy duros?

Yo creo que el jurado se está portando muy bien y valoro mucho que sean sinceros y claros. Están haciendo bien su labor. Cualquier persona que estuviera en el jurado lo tendría muy difícil y ellos se están desenvolviendo muy bien. Creo que las valoraciones en general han sido buenas, con algunas excepciones. Yo estoy contenta con ellos.

¿Con qué valoración positiva del jurado te quedas?

Me quedo con dos. Por un lado, la del día que hice el Quédate conmigo, que Mónica Naranjo me dijo que si seguía trabajando podía llegar a ser una grande como Pastora Soler y eso me marcó. Y la otra cuando Joe me dijo que el Joe del pasado se había equivocado al pensar que solo era capaz de hacer cosas Disney y dulces y dijo que me había visto cañera y sexy.

Ricky fue uno de los más críticos con el jurado al decir que iban a las galas con una idea premeditada. ¿Estás de acuerdo con él?

Creo que el jurado nos sigue, los ensayos y los pases de micros, y siempre esperan a ver qué tal lo hacemos en la gala porque ese es el examen final. Pero está claro que todo lo que vayan viendo cuenta. 

¿Os benefició salir de la Academia en Navidad?

Sí y no. Creo que fue bonito estar con nuestra familia y amigos, pero lo bueno del formato de OT es el aislamiento, esta burbuja que se crea y creo que es mejor no romperla, aunque sea duro. Yo hubiera aguantado perfectamente sin ver a mi familia. Yo con lo de salir en Navidad tenía miedo de desestabilizarme y me costó un poquito.

Reconociste haber leído redes sociales durante tu salida. ¿De qué te informaste?

A mí me enseñaron tuits de Marta Sánchez, Pastora Soler y Blas Cantó porque hablaban de mí, pero no entré en redes sociales porque no quise. Sí que hablé con Ricky y Raoul para ver cómo estaban ellos, qué estaban haciendo, cómo lo estaban viviendo... pero me explicaron cosas personales, de sus vidas y de su rutina.

¿Estás contenta con los temas que te han puesto en el concurso?

Al final estoy más contenta, pero sí que al principio, cuando me daban un tema, aunque lo miraba con buenos ojos, alguna vez terminaba dándome cuenta de que no me gustaba demasiado. Siempre podía haber sido mejor para mí, pero de esta forma he podido mostrar varias facetas y estoy contenta. 

En el programa, hablaste de tus inseguridades y alguna mala experiencia en el pasado. ¿Te ha ayudado OT a hacerte más fuerte?

Sí, creo que estar en el programa me ha hecho crecer como artista, pero también como persona. Me he hecho más fuerte y confío más en mí misma.

¿Tienes miedo a que se te encasille como cantante de musicales?

A ver, yo lo que quiero es que se entienda que me gustan los musicales y me encantaría hacer musicales, pero también me encantaría tener una carrera. No quiero que se entienda que por querer hacer musicales no quiera hacer nada más y encasillarme. De hecho, lo que más me gustaría es hacer una carrera discográfica. 

¿Quién crees que va a ganar y quien quieres que gane?

Si me guío por lo que vivimos en las galas, las que más posibilidades tienen de ganar son Aitana y Amaia, por el calor que tienen del público. Pero me gustaría que ganase Miriam porque ha tenido siempre buenas actuaciones. Dicen que es fría pero yo jamás la he visto fría, ha demostrado ser versátil y muy completa porque canta, baila y además compone. Es la ganadora perfecta y lo pienso desde la gala 0. Y me gustaría que fuera Agoney a Eurovisión.

¿Crees que la relación entre Amaia y Alfred les ha favorecido en el concurso?

No, no necesariamente. Cada uno nos hemos mostrado tal y como somos. ¿Crees que a Roi le ha beneficiado ser el más gracioso? Yo creo que no. Cada persona es como es y cada uno se fija en alguien por lo que más le llame la atención, ya sea su ámbito artístico o su ámbito personal. 

Alfred dio el susto anoche al ausentarse de la gala. ¿Le viste muy mal?

Estaba mareadillo de la tensión y de los nervios. No se encontraba muy bien el pobrecito, pero aun así fue muy valiente y quiso defender la actuación. Pero estará bien.

Aitana también fue atendida por un médico. ¿Te pudiste despedir de ella?

Me despedí en el camino hacia la Academia, luego allí no la vi. Me dijeron que se había ido a la cama porque se encontraba mal.


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia




Comentarios 0