Telemadrid desempolva el directo más surrealista de una de sus reporteras

7/12/2017 - 19:57
  • El programa 'Pongamos que hablo de Telemadrid' rescata las imágenes

Telemadrid ha sorprendido este jueves a sus seguidores con un delirante vídeo de archivo que ha publicado en su cuenta oficial de Twitter. La cadena autonómica ha rescatado un momento de lo más surrealista que, a buen seguro, habría encabezado los principales programas de zappings de la época.

En las imágenes que ha desempolvado el programa Pongamos que hablo de Telemadrid se puede ver a Alipio Gutiérrez al frente de Madrid Directo. El periodista daba paso a una reportera ubicada en los cines Proyecciones de la capital.

Esta se disponía a informar de la censura a un polémico cartel de una película en el que una mujer aparecía besando a un hombre en el abdomen, muy cerca del vello púbico.

Sin embargo, cuando empezó a hablar no lograba vocalizar con normalidad balbuceando sonidos que no entendió nadie. Esto fue provocado por el conocido retorno, que hacía que la periodista se escuchara a sí misma segundos después de pronunciar cada palabra.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.