Un micro abierto en 'Sálvame' destapa la noche de sexo de Alonso Caparrós y Esther Arroyo

6/12/2017 - 19:06
  • El presentador había dado datos explícitos de lo que hizo con su compañera

Más noticias sobre:

Alonso Caparrós fue el último colaborador de Sálvame en protagonizar la nueva sección de autoentrevistas. En ella, el presentador desvelaba su aventura con una mujer muy famosa en España. Tras ver el vídeo de la conversación 'consigo mismo', sus compañeros quisieron saber más detalles de su identidad. 

"No es que fuera mayor que yo, sino que estaba llena de vida", empezó diciendo Caparrós, que desveló que todo sucedió en una fiesta en la que ella fue la primera en mostrar interés por él. "Entré a una habitación, estaba ella y ahí 'zas'", aseguró desvelando con gestos lo que allí dentro había ocurrido.

Caparrós se vino arriba y describió explícitamente que supo "lo maravilloso que estaba siendo" el acto sexual con esta mujer cuando le introdujo "una sábana por el recto". Enseguida todos los colaboradores saltaron a cambiar de tema por el horario en el que se estaba emitiendo el programa.

La cosa no quedó ahí y Kiko Hernández quiso saber si el programa se podía poner en contacto con ella. Lo que no esperaba es que un micrófono abierto le jugaría una mala persona y se destapara por error su identidad: "¿Tienes el teléfono de Esther Arroyo?", le preguntó el colaborador a su director.

Enseguida todos fueron consciente de la metedura de pata de Kiko y Alonso mostró su malestar con sus compañeros: "¿Se ha escuchado? Os voy a matar", dijo Caparrós tras tirarse al suelo del agobio.

Esther Aroyo, enfadada con Alonso Caparrós

Este miércoles, Caparrós ha entrado en directo en Sálvame para pedir perdón públicamente a Esther Arroyo: "Cometí un error porque se nos coló un nombre. Ante todo, tengo que respetar la posición de esa tercera persona que ha reaccionado enfadándose. Lo tengo que respetar porque cada uno es dueño de su vida", empezó diciendo.

"Quiero pedirle disculpas porque salió su nombre. No era para nada, y en el contexto en el que estábamos, que tuviera una segunda opinión. Está enfadada y con razón. Me mandó un mensaje muy correcto pero duro mostrándome que estaba enfadada", desveló el tertuliano.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.