Karlos Arguiñano carga contra 'Masterchef': "Eso no es cocina"

5/12/2017 - 11:00
  • El cocinero de Antena 3 asegura que al programa de La 1 "le gusta la lagrimita"

Masterchef es sin duda uno de los mayores éxitos de la televisión de los últimos tiempos. En tan solo cuatro años y medio, el talent culinario de TVE lleva emitidas once ediciones -entre adultos (5), Junior (4) y Celebrity (2)- sin acusar un gran desgaste y demostrando aun gozar de una gran salud.

Sin embargo, el programa presentado por Eva González en La 1 no cuenta con el beneplácito de una de las figuras más representativas de la cocina en televisión: Karlos Arguiñano. El chef de Antena 3 ha cargado contra Masterchef en una entrevista para la revista Rumore en la que asegura no seguir el concurso.

"No lo veo porque no es un programa de cocina, es un reality. Y no puedo con los realities", comienza diciendo el vasco. "Les gusta la lagrimita: que llore la madre, que lloren los niños, todo el mundo llorando", asegura criticando el tono emotivo del programa.

De sus chistes a la "moda" del veganismo

Además, Arguiñano ha valorado sus míticos chistes desvelando que muchos de ellos están hoy en día guionizados: "Son algunos buenos y otros regulares... La verdad es que ahora casi que me los preparan. Lo importante es que tengo el humor de base, en todas las cuadrillas hay un gracioso y en la mía era yo", declara.

El vasco ha opinado además su postura ante el veganismo, una opción alimenticia que cada vez tiene más fuerza en España "Yo no voy a hacerme vegano. Es una moda, y yo no digo que sea malo ser vegano, pero para lo que vivimos no me voy a quedar sin comer cerdito o pescado, por ejemplo", concluye.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.