Los rostros de 'Zapeando' se 'ponen a 1.000' con Ecoteuve: "No eres nadie si no apareces en televisión"

  • Los colaboradores de La Sexta confiesan lo que les pone a mil en la vida

Más noticias sobre:

Zapeando está de fiesta. Este viernes, el programa presentado por Frank Blanco celebra por todo lo alto sus 1.000 tardes en La Sexta. El equipo de Globomedia abrió las puertas a ECOTEUVE.ES para hacer un viaje a su interior con el fin de conocer la fórmula de su éxito. Durante la visita, los rostros del programa confesaron lo que realmente les pone a mil en la vida.

Quique Peinado:

"Tengo dos chiquillos pequeños y, para bien y para mal, los que me ponen a mil son ellos".

Miki Nadal:

"Ahora mismo, ver reír a mi hija. Tengo una hija pequeña y disfruto mucho con ella y veo cómo va creciendo. Es una experiencia que no había vivido, había escuchado a otros cómo la vivían y decía: ¿Será verdad? Pues sí, ver crecer a un hijo es algo muy emocionante y divertido".

Mario Vaquerizo:

"Me pone a mil todo. Me pone a mil, de buenas energías, hacer televisión. Muchas veces ha estado muy denostada y creo que no eres nadie si no apareces en televisión". 

Frank Blanco:

Me pone a mil los retos, empezar las cosas de cero igual que empezamos este programa. Me pone a mil que alguien me diga que no puedo hacer algo. A veces es de inconscientes porque no siempre aciertas.

Cristina Pedroche:

El amor, el trabajo, la salud y las energías por querer ser mejor cada día y esforzarme más por todo lo que hago.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.