Un polémico comentario de Miquel Buch deja a Susanna Griso con la boca abierta

19:12 - 14/11/2017
  • El presidente de la Asociación Catalana de Municipios sorprendió a la presentadora

Miquel Buch, presidente de la Asociación Catalana de Municipios, ha sido invitado este lunes a entrar en directo en Espejo público para debatir con los tertulianos del programa sobre la última hora de la situación en su región.

El entrevistado trataba de explicar a Susanna Griso las razones que tienen los catalanes para decidir su futuro. Fue entonces cuando decidió comparar la situación que vive Cataluña y las opciones que tienen sus ciudadanos de independizarse, con valores que cada persona elige en su vida diaria: "Yo decidí cuándo me casaba, cuándo me iba de casa de mis padres y tuve la suerte de decidir cuándo debíamos tener hijos junto con mi esposa, y no pedimos permiso", comenzó diciendo.

El presidente alegaba: "¿Por qué tenemos que pedir permiso nosotros para seguir nuestro camino? ¿Por qué? ¿Qué miedo hay? A lo que Susanna Griso le contestó que aceptaba lo que dice, pero uqe hay una constitución y unas leyes que no pueden saltarse.

Pero sin duda, el momento de la entrevista que más ha impactado a la presentadora, es cuando Miquel Buch argumentaba: "Señora Griso, si usted continuara pensando de esta manera estaría en casa limpiando la ropa y haciendo la comida; y nada más."

Ante dicha situación, la presentadora del programa matinal se ha quedado con la boca abierta, con un aspecto confundido ante el comentario de su entrevistado, que ha contestado que "en el Estado español nadie les escucha, y que "España les ha menospreciado siempre".


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.