El 'Sálvame' más difícil de Paz Padilla: se derrumba en directo por la muerte de Chiquito de la Calzada

13/11/2017 - 17:09
  • La presentadora rompe a llorar al hablar del fallecimiento de su gran amigo

Más noticias sobre:

La muerte de Chiquito de la Calzada ha sido sin duda la noticia de este fin de semana. El fallecimiento del humorista ha unido a todo el país, que durante los últimos días ha dedicado un homenaje unánime a una gran figura que logró calar en la sociedad hasta el punto de cambiar su vocabulario.

Sin duda, una de las grandes afectadas por su desaparición ha sido Paz Padilla, compañera y amiga del cómico con el que saltó a la fama por la participación de ambos en Genio y figura. La gaditana comenzaba este lunes la emisión de Sálvame sin poder aguantar las lágrimas.

"Hoy va a ser un programa muy complicado para mí. No puedo ver su imagen... Pero soy una profesional y aquí estoy. Y vamos a hacerle su particular homenaje porque él se lo merecía. Se merecía irse como se ha ido, como los grandes", empezó diciendo antes de llevarse un gran aplauso del público.

"Este sábado falleció Chiquito de la Calzada, para mí el más grande. Pasarán muchos años hasta que aparezca alguien que le haga sombra, si es que se la puede hacer", decía emocionada la presentadora. "Para mí el mundo del humor es algo muy complicado. Sé lo que es subirse a un escenario y hacer reír. Él era así y nació así: humorista", prosiguió.

Padilla aseguró que llevaba todo el fin de semana preguntándose por qué era tan grande Chiquito: "Porque yo creo que es el cómico de los humoristas. Es el único que nos hacía reír a todos. Yo tengo la suerte de haberme reído mucho contigo", concluyó.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.