El Instituto de la Mujer acusa a 'GH' de usar el supuesto abuso sexual para "incrementar su audiencia"

10/11/2017 - 16:42
  • El organismo cree que los realities son "caldo de cultivo de violencia hacia las mujeres"

El Instituto de la Mujer acusa a los programas de telerrealidad como Gran Hermano (Telecinco) de ser un "caldo de cultivo de violencia hacia las mujeres", después de una supuesta agresión sexual perpetrada por uno de los concursantes hacia una compañera. | ¿Por qué no denunció Carlota? 

Este organismo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad considera un "negativo ejemplo" para la igualdad a este 'reality show'. Y es que "las relaciones sexuales sólo son plenamente consentidas si hay una aceptación explícita por ambas partes y libre de cualquier forma de coacción", destacó el Instituto de la Mujer en un comunicado.

"La permanente cosificación, el trato vejatorio y el menosprecio a algunas participantes por su condición de mujeres constituyen un caldo de cultivo para la perpetuación de la discriminación y la violencia de género", dice el organismo ministerial.

Asimismo, el Instituto de la Mujer ve "inadmisible que estos contextos puedan, en ocasiones, admitirse o alentarse en aras de incrementar los índices de audiencia".

El organismo "quiere aprovechar este último caso conocido para hacer un llamamiento público a productoras y televisiones para abrir una reflexión sobre la gran responsabilidad que implica normalizar, frivolizar o tolerar actitudes que suponen un atentado contra la dignidad o la integridad de las mujeres".


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.