El hijo de Jordi Évole, pieza clave en la consecución de su entrevista con Nicolás Maduro

10/11/2017 - 14:32
  • El periodista cuenta a Wyoming cómo se fraguó su programa con el presidente de Venezuela

Más noticias sobre:

Jordi Évole visitó este jueves el plató de El Intermedio para promocionar la próxima entrega de Salvados. Este domingo, el periodista hará su entrevista más esperada al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. 

Durante su encuentro con Wyoming, el catalán explicó a él y a Sandra Sabatés cómo se fraguó este programa, que fue cerrado de manera pública después de que Évole lanzara la propuesta a través de un vídeo publicado en Twitter y el presidente bolivariano le respondiera en directo a través de su programa en la televisión nacional.

"Llevábamos varios meses, y diría que años, gestionando esta entrevista. Últimamente, Mario, el jefe de redacción de Salvados me decía que pintaba bien, pero yo no creía que Maduro se fuera a sentar con nosotros", comenzó explicando antes de desvelar entre risas que su hijo fue una pieza fundamental en todo este engranaje.

"Una noche me llamó Mario y me pidió que grabara un vídeo porque Maduro tenía programa y a lo mejor le ponían un vídeo nuestro", recordó el periodista. "Yo estaba solo en casa y mi hijo me grabó el vídeo. Cogió el móvil, lo grabamos, se lo envié a Mario, Mario se lo envió a Venezuela. Esa madrugada fue el programa y a la mañana siguiente me encontré con un montón de mensajes porque él la había aceptado", explicó Évole.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.