Ana Pastor tranquiliza a aquellos que se preocupan por sus hijos con Ferreras: "Están perfectamente atendidos"

23/10/2017 - 17:32
  • Jordi Évole se convirtió en el canguro de los pequeños de sus compañeros

El cuidado de los hijos de Ana Pastor y Antonio García Ferreras se ha convertido en casi un asunto de estado después de que Jordi Évole se sumara con una divertida promo de Salvados a las bromas en redes sociales. Debido a la situación actual en Cataluña, los periodistas de La Sexta han tenido que trabajar más de lo habitual con diversos especiales.

Sin embargo, Pastor ha querido quitar hierro al asunto y tomárselo con humor. Lo ha hecho este lunes visitando a Raquel Sánchez Silva en Likes. "Nuestros hijos están perfectamente. Quiero aprovechar para decir que la conciliación ojalá fuera un problema de Pastor y Ferreras", ha dicho.

Su hijo Simón, de 7 años, y Carlota, hija de Ferreras fruto de otra relación, están "perfectamente cuidados": "Lo importante es que a futuro reconozcan que lo hacíamos porque queríamos y porque nos gustaba pero están perfectamente atendidos".

Aunque también se ha puesto seria al hablar de la poca flexibilidad que tienen muchas familias en España para dejar atendidos a sus hijos mientras trabajan: "Nosotros somos una pareja afortunada. Yo el sábado dije que no podía estar en el especial de Rajoy porque tenía una cuestión familiar importante, pero hay muchísima gente en este país que tiene niños pequeños muy seguidos y que quizás no tienen tanta flexibilidad".


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.