Jorge Javier confiesa por qué no se ha mojado sobre la independencia de Cataluña

13/10/2017 - 13:50
  • El presentador, "harto" de que le reprochen que no se manifieste por lo que ocurre

La crisis de España con Cataluña por el proceso de Independencia que intentan llevar adelante desde la Generalitat pilló a Jorge Javier Vázquez en Lisboa. El presentador disfrutaba de unos días en la capital lusa, cuando los incidentes por el referéndum ilegal celebrado el pasado 1 de octubre vivían su momento más agrio.

El catalán ha reflexionado sobre todo ello en su blog de Lecturas, donde tras contar cómo fueron sus idílicas vacaciones en Portugal explicó sus sensaciones al tener que volver 'a la realidad'. "Mientras almorzábamos en un chiringuito le dije a P.: 'No nos engañemos. Esto que estamos viviendo es mentira. Cuando lleguemos a Madrid volveremos al frío y a la gabardina. Hoy es verano pero mañana caminaremos hacia el frío'. Y no sólo al meteorológico, me faltó añadir. De repente todo se ha vuelto más frío y más triste", escribe Vázquez antes de hablar de la crisis con Cataluña. 

Jorge Javier ha desvelado que ha recibido "durísimos mensajes" reprochándole que no se haya manifestado sobre lo que está sucediendo. "Y yo me pregunto: ¿para qué? ¿para recibir insultos de la gente que no esté de acuerdo conmigo? Pues sinceramente, no me da la gana. Ya no. Estoy harto", dice el televisivo antes de enumerar las razones de su hastío. 

"Harto de que no nos escuchemos. Harto de no valorar la opinión de los que no piensan como nosotros. Harto del pensamiento único. Harto de que nos hayamos olvidado de reflexionar y de que consideremos de que lo único válido es lo que nosotros pensamos. Que nadie venga a decirme que tengo la obligación de mojarme. No. Se acabó. Entre todos hemos construido una sociedad en la que no tiene cabida el diálogo", asegura. 

El presentador considera que sin respeto no tiene sentido que diga lo que piensa sobre lo que ocurre: "Si no nos importa la opinión del otro ¿para qué sirve que alguien popular se manifieste? Para fomentar el odio entre sus detractores, para nada más. Y llega un momento de tu vida en el que lidiar con eso ya no te compensa. Y te encierras en casa y vives tu tristeza en soledad. O compartiéndola solo con tus amigos. Siento que me están estafando muchas horas de mi vida y lo malo es que no sé a quién pasarle la factura de la alegría que me están robando", concluye. 


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.