Berto triunfa con un aplaudido monólogo sobre el conflicto con Cataluña que se hace viral: "Peleas de niños"

4/10/2017 - 11:23
  • El cómico presentó este martes 'Late Motiv' por la baja de Andreu Buenafuente

Andreu Buenafuente continúa de baja médica a causa de una infección bacteriana que le ha impedido presentar Late Motiv en #0. Hasta ahora, David Broncano ha sido el encargado de sustituir al presentador al frente del programa. Sin embargo, este martes ha sido el turno de Berto Romero, que sorprendió a todos con un aplaudido monólogo sobre la crisis que se está viviendo en Cataluña.

El cómico decidió hacer una metáfora de lo que está ocurriendo desvelando a los espectadores una pelea que vivió en casa con dos de sus hijos. "Ayer volvieron a discutir por no sé que mierda de niños. Creo que era algo así como que uno le decía al otro: '¡Tú sí!' Y el otro contestaba: '¡Yo no!'. Y así una y otra vez en bucle", comenzó diciendo el catalán.

"Un tono de discusión muy bajo, muy poco sofisticado, muy bronco, repleto de argumentos ad hominem... La verdad es que no estaban finos", prosiguió el presentador. "Poco se avanzó y llegaron a las manos y de ahí a las caras. Se trabajó un poco de refriegas que son como las de gatos en un callejón. Y de retruque, recibió su hermana que se llevó un toque colateral con una pieza de lego", añadió.

Berto explicó que fue entonces cuando decidió intervenir para separarlos: "Ahí entré yo con lo que hago normalmente: separarlos y llevarlos a lugares diferentes de la casa, donde les explico que hasta que no se calmen no podemos discutir. Y que cuando estén tranquilos podemos ver qué ha pasado y hablando lo solucionamos". 

El humorista aseguró que trató de explicarles que los mayores no solucionan las cosas a gritos: "Los mayores nos tratamos con respeto y, sobre todo, nos guardamos de tener que recurrir a la violencia, que es el último recurso de los incompetentes", concluyó afirmando que el conflicto en su casa ya está solucionado.

"Y diréis que qué me preocupa de mi casa si está todo solucionado. No sé de qué clase de hormigón armado tengo que revestirme la cara para que no se me caiga de la vergüenza cuando se entere de que les estoy engañando. Porque lo que les enseño, fuera de casa, no vale", sentenció Berto recibiendo una gran ovación por su discurso, que ha tenido su extensión en las redes sociales. 


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.