Chenoa y Bisbal: la gran historia de 'OT' acabó con un dramático final y cambio de móvil incluido

17:25 - 27/09/2017
  • La cantante se sincera en su libro biográfico 'Defectos perfectos'

  • Al enterarse de su relación con Elena Tablada: "Solo me flagelaba"

  • El último episodio de los cantantes se vivió hace un año con la famosa cobra en 'El Reencuentro'

Más noticias sobre:

Chenoa y Bisbal formaron la pareja que representa a toda una generación, la que vivió con pasión la primera edición de Operación Triunfo. Marcó tanto aquella historia que 15 años después se volvió a vivir con (casi) la misma intensidad en El Reencuentro de los triunfitos que emitió TVE y la famosa cobra.

Un año después de aquel concierto, Chenoa publica un libro en el que habla de su relación con Bisbal y cuenta algunos detalles hasta ahora desconocidos. Algunos fans de la cantante han colgado en Twitter fragmentos del libro que Chenoa acaba de lanzar al mercado: Defectos perfectos (MR Ediciones). 

La cantante, que este viernes vuelve con Tu cara me suena, cuenta que después de "los primeros rumores de infidelidad, los primeros reencuentros no tan apasionados y las discusiones por tonterías", todo seguía normal hasta el día que encontró a Bisbal "con la maleta hecha" y pidiéndole un tiempo

El gran drama llegó unos días más tarde, cuando "alguien" le avisó por teléfono para que pusiera la televisión. "Allí estaba David, en una rueda de prensa en Caracas, encantado de la vida, diciendo que no estaba con nadie", cuenta la cantante que decidió llamarle pero cual fue su sorpresa al ver que ya su ex había cambiado de número: "Quería morirme".

Inmediatamente después llegó el momento chándal. "En ese infierno andaba, cuando vi que mi portal estaba lleno de cámaras y, que nadie me pregunte por qué, se me ocurrió bajar de aquella guisa". 

Unos días después, le llamó la hermana de David para avisar de que una empresa de transportes acudiría a la casa para llevarse sus pertenencias y "sus putos premios". Cajas que, como cuenta Chenoa, ella y su madre debieron doblar. "Otra madre lo habría tirado por la ventana sin ningún miramiento". A los dos meses, salió a la luz su relación con Elena Tablada: "No tenía fuerzas ni para enfadarme. Solo me flagelaba".

Fue cuando entendió el motivo por el que David le regalo a su perrita Shirley: "David me había regalado aquella princesa peluda un par de meses antes 'para que no estuviera tan sola".


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.