Juan Betancourt, el guapo de 'Masterchef Celebrity': "Nunca he cocinado a Mariló"

  • ECOTEUVE.ES entrevista al modelo y concursante del talent culinario de TVE

Juan Betancourt es, con permiso de Saúl Craviotto, el chico guapo de la segunda edición de Masterchef Celebrity. Joven, guapo, disciplinado y un experto en tartas, como desvela a ECOTEUVE.ES. Sin embargo, también es conocido por ser la pareja sentimental de Rocío Crusset, hija de Mariló Montero y Carlos Herrera. ¿También habrá rendido un homenaje gastronómico a la presentadora? Él lo niega: "No he cocinado nunca a Mariló". De hecho, no le molesta tener esa etiqueta: He entrado y he salido como Juan Betancourt".

Acostumbrado a desfilar para marcas como Armani, Jean Paul Gaultier o Roberto Verino [sus fotos más calientes AQUÍ], este cubano desconocía el concurso culinario de La 1: "Cuando hice el casting no tenía ni idea del programa, no lo había visto, no conocía a los jueces. No sabía nada de nada. me lancé a la piscina tan fácil".

Pese a la inexperiencia, Betancourt lo recomienda "muchísimo" al tratarse de "un programa encantador" aunque ha "sudado, llorado y mareado". "Los exteriores eran una locura. Nos pasábamos horas y horas en el autobús para saber adivinar que nos podía tocar", cuenta.

También habla sobre Silvia Abril y Bibiana Fernández: "Me han cuidado muchísimo". El modelo no se ha sentido 'acosado' por ellas y recuerda que Saúl Craviotto también es guapo, "es un armario", dice el también actor, que estrenará este otoño la película Las leyes de la termodinámica.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.