Buscar

Soy una pringada: "Me han ofrecido grandes cantidades de dinero por mis vídeos de mierda"

9:01 - 13/09/2017
  • ECOTEUVE.ES habla con Esty Quesada, el azote de Carlota Corredera: "Paso de Mediaset"

  • "Tengo muchísimo miedo al fracaso", dice el nuevo fichaje de Flooxer, la plataforma de Atresmedia

  • "Quiero evolucionar, no me apetece quedarme en ser una puta influencer de mierda"

Soy una Pringada explica de una forma bastante ¿gráfica? el día que subió su primer vídeo a Youtube. "Era eso o el suicidio". Esty Quesada se ha convertido en una celebridad de internet y, ahora también, de la televisión. Su ataque a Carlota Corredera hizo que su 'personaje' trascendiera y su popularidad se disparase en los medios. Ha participado en el programa Snacks de Cuatro -producido, por cierto, por la productora para la que trabaja la presentadora de Cámbiame y Sálvame- y ahora se ha pasado a la competencia -"paso de Mediaset"- para protagonizar su propia serie en Flooxer, la plataforma de vídeos de Atresmedia.

Soy una Pringada se convirtió la semana pasada en una de las estrellas del FesTVal de televisión de Vitoria. Y no es una exageración. 

Llegas a Atresmedia después de pasar por Cuatro. ¿Se han pegado por ti?

Soy una persona independiente y hago contenidos para quien me da la gana.

¿Mediaset intentó que te quedaras con ellos después de colaborar en Snacks?

Yo paso de Mediaset.

Fuiste muy crítica con Carlota Corredera. ¿Te llegaste a cruzar con ella por los pasillos?

No quiero este tipo de preguntas de mierda, aquí he venido yo a hablar de mi serie.

¿Te arrepientes de lo que dijiste de ella?

No. Está hecho. Lo dije y lo dije.

¿Tu forma de ser te ha dado problemas?

Decir cosas políticamente incorrectas tiene un precio y no te puedes ir de rositas si las dices. Yo sé el precio que tiene y que en algunos sitios, en muchos, no me van a querer, pero lo acepto.

¿Cómo explicarías a qué te dedicas?

Hago algo que siempre he querido hacer, que es arte, espero.

Cuando eras pequeña, ¿qué querías ser?

Siempre quise hacer cine.

¿Querías ser actriz?

No. Nunca me imaginé delante de una cámara. Yo quería escribir y dirigir. Pero para protagonizar esta serie no voy a coger a Amaia Salamanca para hacer de mí…

¿Cómo va a ser la serie que vas a protagonizar en Flooxer? ¿Tendrá guión? 

Será una serie para frikis, porque se lo merecen. Estaré guionizada por mí. Yo me lo escribo todo para tenerlo seguro, porque tengo muchísimo miedo al fracaso.

¿Y te autohateas?

Sí, me parece que eso es lo primero: antes tienes que saber tú cuáles son tus mierdas para hatearte a ti como a nadie y luego ya puedes hacerlo con los demás, tienes el permiso.

¿De pequeña eras rebelde?

¿Yo? Si no hablaba. Era una mierda que me quedaba callada y apartada.

¿Qué opina tu familia?

Todavía tengo el resquemor, porque me decían: búscate un trabajo de verdad, estudia, esto de las cámaras no te va a llevar a nada. Y, mira, ¡zasca! [Hace el gesto de corte de mangas]. Ahora hablan del trabajo de mierda de los demás y yo puedo decir que he hecho una serie.

¿Te imaginabas tener tanto éxito?

Ni de coña. Yo subí un vídeo a Youtube y dije 'Ok'. Era eso o el suicidio. Y al final he hecho una serie.

¿Estás preparada para que tu éxito desaparezca?

Sí. Todo eso de los likes y de los suscriptores es mentira. La gente que te apoya es real, pero basarte en que tienes 70.000 likes en una foto para abrirte puerta… Tienes que usar esta plataforma para hacer cosas que realmente te gustan, como yo con mi serie. No voy a estar toda la vida en Youtube, estoy usando la plataforma para hacer cine que es lo que realmente quiero y labrarme una carrera. No quiero quedarme en ser una puta influencer de mierda.

¿Acabarías con los influencers?

Van a caer, porque no tienen nada más que ofrecer que una foto en Instagram. No te puedes quedar en los likes y en pensar que vas a ser famoso con 70 años subiendo modelitos de Bershka.

¿Tus vídeos te han ayudado anímicamente a mejorar?

Para no querer suicidarme.

O para ser más feliz.

Para mí lo bueno es no querer suicidarte. Mientras no te quieras matar, ya está bien.

¿Te agobia la fama?

Ten en cuenta que me cae mal casi todo el mundo, a veces es difícil, claro, pero lo llevo bien.

¿Qué te parece la gente políticamente correcta?

Les mataba con mis propias manos viendo su muerte en los ojos. Cada uno dice lo que quiere y porque te ofenda a ti una cosa, no significa que esté mal o que le vaya a ofender a los 7.000 millones de personas que hay en el mundo.

¿Cuáles son tus referentes culturales?

Me gusta, obviamente, John Waters, Todd Solondz, que utiliza el costumbrismo y de la un toque muy muy grotesco. En cultura popular española, La Veneno es un grandísimo referente. La más grande. Y musicalmente, tengo muchas referencias del mundo alternativo, siempre me muevo en lo underground, pero hay veces que lo underground conecta con el pop y es algo maravilloso.

También me gusta mucho Lydia Lozano cuando llora. Y su mecha y su eyeliner en el labio. Y las pelis de mierda, como Dos rubias de pelo en pecho, que son maravillosas.

¿Entrarías a un reality?

No.

¿Te lo han ofrecido?

No me lo han propuesto. No lo haría. Irte a una isla sin comida, sin internet para ganar unos miles de euros… eso se llama meterse en la droga y no tienes que restar de nada.

¿Qué te gustaría conseguir?

Quiero hacer algo que perdure, porque yo tengo una necesidad de dar. Todo lo que he vivido, todos los libros, películas y personajes que he visto, me han ayudado a crearme a mí misma y a aceptarme. Si un friki se ve identificado con mi serie, igual dice: Mira ya no me tiro por la ventana. Yo, agradecida.

¿Qué te parece el momento político que vivimos?

Todo es una mierda. Un mundo tan corrupto donde ni los buenos son buenos ni los malos tan malos. Todos están en la misma masa, se ponen en tal nivel de poder que ya no se puede ser persona buena o mala, los políticos son políticos, ni buenos ni malos, ni personas, ni de derechas, ni de izquierdas. Solo políticos.

¿Crees que si ganases mucho dinero también formarías parte de ese sistema?

Nunca se sabe, pero por ahora el dinero me da igual. Me han ofrecido grandes cifras por mis vídeos de mierda, pero prefiero mantener mi dignidad y mi creación.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.