Buscar

La cita más loca de 'First Dates' jamás contada: ataque de celos, un pezón de postre y una huida por "chalado"

12/09/2017 - 10:38
  • Francisco se reencontró con Ignacio tras protagonizar las calabazas más sonadas

  • El joven de Albacete intentó torpedera la cita de su ex pareja pero no lo consiguió

  • Consiguió que su nuevo pretendiente saliese huyendo tras enseñarle un pezón

Más noticias sobre:

Francisco e Ignacio protagonizaron hace unos mes la cita más viral de First Dates. Los dos jóvenes volvieron a verse las caras este lunes en el programa de Cuatro y la noche terminó de manera muy diferente para cada uno de ellos.

Francisco e Ignacio se reencontraron en la puerta del restaurante de Carlos Sobera. "¡Si está aquí el demonio este...! Míralo, ¡bicho!", dijo el primero mientras su 'rival' aprovechó para salir huyendo.

El presentador explicó, después, que cada uno tendría una cita por separado. Lo que no estaba previsto es que Francisco, dolido aún por el rechazo de Ignacio hace meses, iba a torpedear la cita de éste. De hecho, aprovechó cuando se marchó al baño para sentarse con su nueva pareja y pedirle que le "humillase" diciéndole que no quería volver a verle. "Luego nos liamos tú y yo". "Pero si a mí me está cayendo bien", contestó el otro.

Viendo que no podía destrozar la noche de su ex cita, Francisco hizo todo lo posible para torpedear la suya propia. Jonathan, el chico con el que estaba cenando, quedó escandalizado con la actitud del albaceteño, que alcanzó su momento álgido cuando se sacó un pezón. Jonathan no lo dudó y salió corriendo. "Está chalado, me voy".


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.