Jordi Hurtado revela el 'secreto' de su juventud y la oferta que rechazó para dejar TVE: "No me la quise jugar"

12/09/2017 - 9:44
  • ECOTEUVE.ES habla con el presentador de 'Saber y Ganar' que en 2018 celebrará sus 5.000 emisiones

Al frente de un programa que lleva 20 años en antena y que se emite los 365 días del año, Jordi Hurtado tiene uno de los trabajos más estables de España. De récord en récord, en 2018 alcanzará las 5.000 entregas de Saber y ganar. Es el presentador del programa más visto de su cadena y, desde hace un tiempo, también se ha convertido en una especie de icono pop en las redes, como protagonista de un sinfín de chistes sobre su aspecto físico e inmortalidad. "Al principio me daba mal rollo pero ahora veo que hay memes muy ingeniosos", dice.

No es difícil para Hurtado encajar estas bromas. Aunque en su programa ya se intuye gran sentido del humor, el perfil de showman del presentador es todavía desconocido para mucho. ¿Alguien se imagina a Jordi Hurtado imitando a Boris Izaguirre o el señor Barragán? Ocurrió en un encuentro con los medios, entre ellos ECOTEUVE.ES en el FesTVal de Vitoria. 

El público está acostumbrado a verle en Saber y Ganar pero usted tiene más registros desconocidos para muchos... 

El sentido del humor es importante, hay que aplicarlo siempre y creo que el espectador de Saber y ganar ya lo ve. En el programa no hay guion, todo me lo invento junto con Juanjo y todo va fluyendo según pasa y según lo que dicen los concursantes. 

¿Y por qué no le vemos en otros formatos, no quiere?

Si no estoy en otros programas es porque no lo han descubierto. ¡Yo no mando en estas cosas! Yo estoy muy cómodo y además es eso, son siete días a las semana, los 365 días del año, y estoy encantado.

¿Le han tanteado otras cadenas en este tiempo?

Sí, sobre todo en una época marcada por la desaparición de la publicidad en la pública y la crisis. Pero yo siempre pensé que si la oferta no era clara, no valía la pena. O te hacían una oferta de esas clarísimas como a los jugadores de fútbol, como para irte al París Saint Germain, o nada, porque si lo que te están dando es un trimestre, ¿cómo te puedes jugar una cosa que ya está muy establecida y con un espectador muy fiel? Jugártela de esa manera era peligroso, así que lo valoré y no lo hice. Afortunadamente seguí en TVE a pesar de todos los problemas que tenía la empresa.

Y acertó.

Sí, estamos todos muy satisfechos. Lo analizamos y decidimos intentar salir adelante como fuese, y ver si podían venir ingresos por parte de patrocinios culturales u otras vías, porque lo que no puede ser es que un programa líder de audiencia diga el consejo que no lo puede hacer porque no tiene presupuesto. Pero hubo un momento de incertidumbre, ya sabéis lo que pasó con las series, que se dejaron de emitir. 2012 fue un año muy complicado, un año que afortunadamente para mí terminó muy bien con el premio Ondas al Mejor Presentador en noviembre, y fue un revulsivo a todo lo que habíamos sufrido en aquella época anterior.

¿Vio peligrar Saber y ganar?

Sí, sí, es que me lo decían, igual que decían que no podían mantener Clan ni Teledeporte. Teledeporte estuvo a punto de desaparecer y los deportes iban a volver a La 2. Por favor, ¡los deportes que sigan en Teledeporte y que no se muevan!

¿Le hacen gracia las bromas sobre cómo pasa el tiempo por usted o su inmortalidad?

Sí, porque ahora esto ya ha tenido un retorno positivo, la gente te ve con admiración, te lo dicen con cariño.

¿En algún momento le han molestado esas bromas?

Hombre, en el inicio había un pelín de mal rollo porque jugaban con la vida. Al principio había mala leche, porque decían que yo ya no estaba, que lo había dejado todo grabado... –mi madre era mayor y se llevaba sustos; mis hijas estaban en la universidad y le llegaban unos memes que no hacían gracia-, yo sufría por mi entorno.

Pero con el tiempo, ha cambiado y cuando sale un meme nuevo, ves que son súper ingeniosos. Salió lo de Nescafé, que se había arruinado porque yo había ganado el sueldo para toda la vida, y me pareció cojonudo, ¡es la hostia, está muy bien!

¿Y cuál es tu secreto? Porque es realmente cierto que acabas de cumplir en junio los 60 años y apenas ha cambiado. 

Es genética. Mi madre tiene 95 años –toquemos madera- y está muy bien. Es la genética, el metabolismo y el chocolate negro, que es uno de los secretos, va muy bien porque tiene antioxidantes. Y caminar, moverse...

Aunque parece que no cambies por fuera, ¿en qué ha cambiado por dentro en estos veinte años?

Hombre, en la seguridad, la tranquilidad que te da el saber que tienes trabajo todos los días. Esto es muy importante para un profesional en un medio en el que muchas veces hay condiciones precarias, estás en proyectos que no tienen continuidad, estás pendiente del teléfono, pendiente de que te llamen, de que salga algo que funcione… pero cuando tienes esta continuidad, tienes esta relación con el espectador, que ama el programa y te conoce de esta forma tan positiva, yo salgo de vacaciones como este verano y todos los españoles donde estás te piden fotografías de una forma muy educada y maja, la gente te alcanza con mucho cariño y eso no te molesta porque ves que hay una relación muy buena. 

Dedicarse a Saber y ganar le habrá hecho perder otros proyectos. ¿Alguna vez ha valorado que el hecho de estar tanto tiempo aquí no te haya dejado presentar otras cosas, por ejemplo… OT?

No, no. La verdad es que no me veo presentando esos formatos. No es lo que pierdes, sino lo que ganas. Yo he ganado todo lo que decía: seguridad profesional, la falta de incertidumbre...

¿Y no tiene ni una espinita clavada?

(Canta) Eres como una espinita que se me ha clavado en el corazón… No, no, la verdad es que no. Al contrario, yo me siento muy contento, muy agradecido, muy feliz. Y muy orgulloso de poder hacer este programa.


Contenido patrocinado

Otras noticias


En Portada




Informalia




Comentarios 1

#1
12-09-2017 / 21:19
Puntuación 2
A FavorEn Contra

No pasan los años por él