Buscar

Susanna Griso, sobre su rivalidad con Ana Rosa: "Nosotros no vivimos de otros espacios de la cadena"

8:45 - 4/09/2017
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la presentadora de 'Espejo público', que inicia nueva temporada

  • "La idea es que Fran Rivera salga mucho más a la calle para hacer reportajes", dice

  • Sobre Roberto Leal en 'OT': "Lo hará francamente bien porque es simpático y divertido"

Susanna Griso empieza este lunes una nueva temporada de Espejo Público repleta de novedades, con los atentados de Barcelona aun latentes y con 1 de octubre en la vuelta de la esquina. Sin embargo, la presentadora vuelve a enfrentarse a la eterna comparación con su rival, Ana Rosa Quintana. Aunque al principio se lo toma con humor, le manda un recado a su compañera: "Nosotros no vivimos de otros espacios de la cadena".

Espejo público regresa con plató y logo renovado, con una mayor relevancia a la sección Un cafe renovado [todas las novedades AQUÍ] y con la pretensión de Susanna Griso de estar al pie de la noticia: "El músculo del programa nos obliga cada vez más estar presentes donde se proudzcan las noticias. Y yo también saldré más a la calle". "Hemos perdido el miedo a hacer este tipo de coberturas", dice a ECOTEUVE.ES.

Como anécdota, la presentadora de Antena 3 sacó pecho por la decisión de TVE de poner a Roberto Leal, su compañero en el pasado en Espejo público, al frente de Operación Triunfo: "Me alegro mucho de que la gente de mi factoría triunfe así". 

¿Le molesta que se le siga comparando con Ana Rosa?

La verdad es que no (ríe). Llevamos tantos años, que da igual. Siempre digo que somos ligas distintas porque ellos tienen una primera parte basada en actualidad, pero luego tienen otro tipo de formatos. A veces, las comparaciones me parece un poquito raras porque entendería que se me comparase más con Al rojo vivo, que en algunos tramos coincidimos, o con Las mañanas de Cuatro. Pero convivimos con una sana rivalidad.

¿Marcar la diferencia es uno de los objetivos?

Es que mi programa lo hace el departamento de Informativos que, al principio generaba reticencias, pero a lo largo del tiempo se ha demostrado que es un valor añadido porque todas las redacciones trabajan para nosotros y también nos lleva que yo soy una persona asociada a ese departamento. Los contenidos son los de actualidad, nosotros no somos un programa que viva de otros espacios de la cadena. 

Con los atentados de Barcelona volvió a ser reportera.

Antes, plantear una cobertura fuera del plató era muy complicado porque había que montar un set y desplazar el equipo. Pero las que hemos hecho ahora son muchos más sencillas porque yo tengo un punto de directo como cualquier otro reportero. Desde allí, y con buena coordinación, puedo sacar adelante el programa de cuatro horas. El hecho de que hayamos perdido el miedo a hacer este tipo de coberturas nos va a llevar a hacer muchísimas más en el futuro. La gente agradece esa inmediatez.

¿Se siente cómoda en la calle? 

Mucho. Empecé en la calle en la radio y siempre me he sentido reportera y es de las cosas que más me gusta hacer. 

Ha habido muchas críticas a los medios por la difusión de algunas imágenes de Barcelona ¿Qué autocrítica hace?

Yo estoy muy satisfecha de la cobertura que hicimos nosotros. Todos los medios tenemos que ser especialmente delicados, sensibles y rigurosos con las imágenes que se emiten. Yo recibí, como todos, unos Whatssaps tremendos en las primeras horas y me congratuló ver que teniendo esas imágenes Antena 3 no las emitió. La delegación de Barcelona ha sido soberbio.

¿Cómo será la cobertura del 1 de octubre?

Será muy delicada y complicada. A priori no sabemos qué va a pasar porque desde el Gobierno aseguran que no se va a celebrar pero la Generalitat dice lo contrario. Va a ser uno de los grandes temas de esta temporada. 

¿Cómo vivió la entrevista después de la imputación de Francisco Marhuenda, su colaborador, en la Operación Lezo?

Fue un momento complicado y doloroso. Al saberlo, llamé inmediatamente a Paco para que me diera su versión de los hechos. Me alegró saber que su 'desimputación' fue casi inmediata. No fue fácil entrevistarle porque las preguntas no eran fáciles pero creo que dio todas las explicaciones.

¿Qué opinión tiene de Juana Rivas?

Sin duda, ha sido el tema del verano. Visto desde la barrera, tiene muchos matices y es difícil ser categórico porque cuando te cuentan el caso y lees el titular, tal vez lo eres, pero luego cuando vas conociendo los matices de la historia, eres mucho más prudente. 

¿Cómo surgió el fichaje de Fran Rivera?

Nosotros con Fran hemos tenido mucha relación telefónica y en muchas de las controversias taurinas que se generaban, él nos atendía y yo le decía 'a ver si te vienes a plató'. Este año surgió la posibilidad de ficharle y él quiso probar la experiencia porque se sentía cómodo. Pero la idea que tenemos con él es mandarle mucho más en la calle para que haga reportajes como hizo en El Rocío y que sea entrevistador de amigos suyos.

Todos los años se incorporan nuevos colaboradores. ¿Alguien se ha negado?

No, al revés. Uno de los problemas es que hay colaboradores que se te ofrecen y, a veces cuesta, porque son personas a las que admiro y veo en otras cadenas. No puedo seguir fichando si no les garantizo una intervención por semana al menos. 

¿Qué le parece que Roberto Leal presente Operación Triunfo?

Maravilloso. Siempre he sido muy fan suyo. Era un presentador sumamente versátil en mi programa y cuando le ofrecieron en TVE ser el titular le dije 'cógelo sin dudarlo'. Lo hará francamente bien porque es simpático, divertido y muy buena gente. Me alegro mucho de que la gente de mi factoría triunfe así.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia





Comentarios 1

#1
05-09-2017 / 13:09
yestohasido lanotaviejoverde
Puntuación 0
A FavorEn Contra

la griso y anarosa en mismo plató o cama sería un pornofenomenal.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.