Buscar

Emilia Clarke confiesa su escena de sexo favorita en 'Juego de Tronos': "Era la que estaba esperando"

17/07/2017 - 11:34
  • La actriz reconoce que terminó dando las gracias a los guionistas de la ficción

  • Lamenta las críticas que recibió de las mujeres, "lo cual es antifeminista"

Más noticias sobre:

Emilia Clarke siempre ha hablado abiertamente de lo que supone para ella rodar las controvertidas escenas de sexo de Juego de Tronos. Hace dos años, la actriz que da vida a Daenerys Targaryen, confesó que estaba cansada de hacer este tipo de secuencias: "Quiero ser conocida por mis interpretaciones, no por mis pechos", afirmó.

No obstante, Clarke ha sorprendido este fin de semana durante una entrevista para la revista Elle en las que reconocía que hubo una secuencia que terminó agradeciendo a los guionistas de la ficción. "Lo cierto es que fui a dar las gracias a David Benioff y Dan Weiss. Fue como 'Esta es la escena que estaba esperando'", aseguró la actriz.

"Recibí muchas críticas por hacer escenas de sexo y desnudos, lo cual, en particular, es antifeminista. El problema son las mujeres que odian a otras mujeres. Eso es triste, así que fue como una maravilla tener una escena así", responde Clarke haciendo referencia a una secuencia correspondiente a la cuarta temporada de la ficción.

En ella, Daenerys y Daario Naharis viven un encuentro sexual -después de que él se le declarara- en el que la Madre de Dragones lleva las riendas de la acción. Todo lo contrario a lo que había sucedido al comienzo de la ficción, cuando Khaleesi estaba sometida a Khal Drogo, líder de los Dothraki.


Contenido patrocinado

Otras noticias




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.