Buscar

Cayetano Rivera viaja a La Patagonia chilena en 'Planeta Calleja': "Que Dios reparta suerte"

9/06/2017 - 11:24
  • Descenderán el río Baker, el más caudaloso de Chile

  • Entrarán al Campo de Hielo Sur, la tercera mayor superficie de hielo del planeta

Más noticias sobre:
Fernando Alonso sorprende: as desvel su atuendo nocturno de pijama y calcetines en Planeta Calleja

Cayetano Rivera abandona los ruedos este domingo (21.30) para viajar a la Patagonia chilena en Planeta Calleja, de Cuatro, para llegar a los lugares más recónditos del planeta.

Dejando atrás comodidades y tecnología, Cayetano Rivera y Jesús Calleja ponen rumbo a la Patagonia chilena, dónde se enfrentarán a cumbres inexploradas, terreno inestable y exigentes desafíos.

La aventura comenzará con el descenso del río más caudaloso de Chile, el río Baker, situado en la región de Aysén. Lejos del confort que ofrecen los barcos, Cayetano Rivera y Jesús Calleja navegarán del mismo modo que lo hacían los colonizadores de este lugar hace más de un siglo.

Construirán su propia balsa con madera de ciprés y sobre ella realizarán una travesía nunca antes vista en el programa. Los aventureros conocerán a varios lugareños que viven totalmente aislados.

El descenso por el río chileno les llevará hasta Caleta Tortel, una pequeña localidad a la que no llegan las carreteras. Cayetano y Jesús se dirigirán al glaciar Jorge Montt, uno de los más importantes del país, y desde allí entrarán al Campo de Hielo Sur, la tercera mayor superficie de hielo del planeta.

En el glaciar ascenderán una cumbre, hasta ahora inexplorada, de 1.800 metros. Todo un reto en el que tendrán que hacer frente a terrenos inestables, sin senderos y cubiertos de hielo hasta hace poco.


Contenido patrocinado

Otras noticias


Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.