Buscar

'Soy una pringada' critica la hipocresía de Carlota Corredera: "¿Por qué no decías 'viva lo curvy' con 130 kilos?"

2/06/2017 - 12:02
  • La youtuber tacha a la presentadora de 'Cámbiame' de "víctimista"

La youtuber Soy una pringada critica ferozmente a Carlota Corredera en un vídeo el hecho de que la presentadora haga de su bajada de peso un negocio: "igual delgada con tus discursitos te has convertido en una puta mierda".

"Esta señora era una gorda que era regidora del Sálvame y que estaba siempre detrás de las cámaras porque estaba gorda y estaba como acomplejada. Pero luego dijo voy a adelgazar 60 kilos y voy a hacer como que nunca he estado gorda pero a la vez me voy a lamentar mucho de lo gorda que he estado, en plan supervíctima" dice en el vídeo Soy una pringada de Carlota Corredera.

También se hace eco del titular de la portada de Díez Minutos "Mi marido nunca me hizo sentir mal por mi peso": "¡Uf que santo tu marido, que no te llamaba puta gorda dándote con un palo en la tripa. ¡Qué buen hombre!".

La youtuber, que acumula más de 100.000 suscriptores en su canal, se refiere a la presentadora de Cámbiame como una 'víctimista': "¿Por qué tu marido tiene que hacerte sentirte mal por tu peso? ¿Igual es que era una gorda acomplejada que por ser gorda piensa que no mereces vivir? Chica, acabas de adelgazar 60 kilos".

"Te sacas fotos en bañador y ahora dices 'viva lo curvy'. ¿Por qué no lo decías con 130 kilos? No pongas tu pasado de gorda como un puto infierno y ahora resulta que has adelgazado, te ha venido la felicidad, el trabajo y antes eras una mierda. Me da a mí que gorda molabas más y que igual delgada con tus discursitos te has convertido en una puta mierda", concluye.


Contenido patrocinado

Otras noticias


Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.