Emilio de Andrés: "El rigor de una televisión pública no es incompatible con la naturalidad"

12/04/2018 - 9:20
  • El presentador del Canal 24 Horas se ha hecho vitral por una peculiar despedida de su informativo

  • El periodista dijo adiós "desde el Pirulí que te vi", un vídeo que se ha difundido con notable rapidez

Más noticias sobre:

El presentador Emilio de Andrés se despidió hace unos días "desde el Pirulí que te vi". Los espectadores que no le siguen en el Canal 24 Horas -los que sí lo hacen están más acostumbrados- se quedaron sorprendidos por el chascarrillo que usó para cerrar su espacio en La Tarde, el espacio que dirige, pero es habitual que el periodista tire de este tipo de recursos en alguna de sus intervenciones. "El rigor y la seriedad no está reñido con la frescura", dice en conversación con este medio. "Los presentadores somos humanos".

Sobre la coletilla que usó, De Andrés aclara que le surgió de manera espontánea. "No fue una broma que me gastaron mis compañeros y tampoco una apuesta", comenta. "Estas cosas surgen, no se guionizan", afirma el presentador, que habla con ECOTEUVE.ES desde Torrespaña, la sede de los informativos de TVE situada a la sombra del Pirulí, la famosa torre de comunicaciones de Madrid.

Despidió el informativo "desde el Pirulí que te vi". ¿Fue un error o un chiste?

Me surgió en ese momento, como otras muchas frases de ese mismo corte que lanzo en ocasiones. Siempre de una forma respetuosa pero con la intención de dar un toque más natural. De humanizar al personaje televisivo que se pone delante de una cámara a diario.

Muchos han pensado que pudo ser una broma de algún compañero con el teleprompter o una apuesta.

Pues siento defraudar, pero ni lo uno ni lo otro. Fue una improvisación del momento. También hay quien dice que pudo ser una trampa en el guion, pero tampoco. Entre otras cosas, porque el 80% del programa no uso teleprompter. Y menos para una simple despedida. Yo trabajo con mi equipo los contenidos, no soy un simple lector de teleprompter.

¿Lo decidió en ese momento o se lo traía preparado de casa?

Ya le digo que estas cosas no se guionizan. Hay veces que me da por desear al espectador que disfrute del fin de semana y les recomiendo "que no aplacen las pasiones", porque las pasiones aplazadas son oportunidades de la vida perdidas.

Por lo tanto, no es la primera vez que usa estos recursos.

Intento ser natural, ser yo. La cámara penetra en tu forma de ser, en tu personalidad. Te descubre si haces una gracieta que no te sale desde dentro y que está forzada. La cámara es implacable, no engaña al espectador, que se da cuenta si no lo sientes.

¿La seriedad está reñida con el sentido del humor?

La seriedad, el rigor de una televisión pública y el respeto al espectador no está reñido con la frescura y la naturalidad. Yo no quiero estar encorsetado. No quiero estar comunicando en la lejanía. Y la verdad es que esa forma de hacer las cosas nos está dando muy buenos resultados.

La despedida del programa del lunes y su tremenda repercusión ha servido para que mucha gente que nos ve me muestre su apoyo y cariño. También compañeros de los medios han elogiado esa forma de comunicar. Yo agradezco de veras a gente como Carlos Herrera que dijera lo que dijo de mí en su programa de la COPE.

¿Cree que hay que actualizar el lenguaje de los informativos?

Hacer un informativo en la televisión no significa estar metido en un traje de acero. Este tipo de cosas humaniza. Intento ser ante las cámaras tal y como soy en mi vida. Por eso, expresiones como la de Pirulí no ha extrañado a quien me conoce no solo como periodista, sino también como persona.

¿Cree que un vídeo tan viral puede hacer de 'ventana' del Canal 24 Horas a quienes habitualmente no lo ven?

El Canal 24 Horas se ve mucho. Y cada día más. Es el canal de noticias en castellano más importante del mundo. Hay 400 millones de hispanohablantes. Eso es muy importante. Y en España hemos conseguido tener la inmediatez de la radio pero, además, con imágenes.

Es habitual que los presentadores tengan sus coletillas a la hora de despedirse o hagan chistes, como Matías Prats.

Nadie cuestiona a Matías, a quien conozco, por su gran credibilidad y seriedad en toda su trayectoria. Me han querido comparar pero yo no quiero quitar el puesto a nadie (risas). También depende de la forma con la que uno se tome su vida. En mi caso, lo hago de forma distendida y dando valor a lo que realmente lo tiene en mi vida y, créame, tengo motivos después de alguna dura experiencia personal que he tenido.

Lleva cuatro temporadas al frente de La tarde en 24 horas. Esta franja antes tenía menos peso informativo, pero ahora las cosas son distintas.

Sin duda. De hecho, por las tardes se registra ya un gran flujo de audiencia y el Canal 24 Horas tiene un público con un nivel de exigencia importante. Demanda información y análisis. Y si a eso le pones naturalidad y frescura, mejor. Llevamos cuatro temporadas y la verdad es que nos va muy bien. Yo a día de hoy estoy encargado de la tertulia de 18.00 a 19.00, que está teniendo muy buena acogida, y a veces se me encarga también algún programa especial en días con acontecimientos especiales.

¿Cómo despediría esta entrevista? ¿Desde el Pirulí que te vi?

Que te digo que te vi... No que te di... (risas).


Contenido patrocinado

Otras noticias



Informalia




Comentarios 0